Calderón "está a punto de destruir" al crimen organizado: Juan de Dios Castro

martes, 15 de junio de 2010

GUANAJUATO, Gto., 15 de junio (apro).- El subprocurador de Derechos Humanos y Atención a Víctimas del Delito de la Procuraduría General de la República (PGR), Juan de Dios Castro Lozano, aseguró hoy aquí que el crimen organizado “está a punto de ser destruido por el Estado mexicano” y sostuvo que por esa razón se ha recrudecido la violencia en el país.

Durante una charla con estudiantes de la Universidad de Guanajuato, el exasesor Jurídico de la Presidencia, dijo que “por ahora los grupos criminales se están acercando a los candidatos para pedirles tolerancia y que puedan operar impunemente”.

“No hay delincuencia sin corrupción…por eso habrán escuchado que destinatarios de los narcos son los candidatos, de todos los partidos, ¿qué requieren? Pues tolerancia, que no hagan nada. Entonces la delincuencia está ligada, la guerra del Estado mexicano es contra el delincuente y contra la corrupción”, dijo.

Al ser cuestionado sobre el creciente número de víctimas inocentes de este enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad del Estado y la delincuencia organizada, el funcionario federal respondió: “quienes dicen que la estrategia está equivocada, no nos dan una alternativa mejor”.

El subprocurador de la PGR insistió en que el gobierno federal lamenta la muerte de civiles en fuego cruzado y de aquellas que han muerto a manos de la delincuencia organizada, como respuesta a la estrategia frontal asumida por el presidente Calderón.
Y advirtió que esta lucha continuará “y habrá más pérdidas de vidas”.

Señaló que fue “la falta de legalidad” con la que se encubrió la actividad de los grupos de la delincuencia en los sexenios anteriores, la que fomentó y permitió el crecimiento de éstos “a niveles que ya no es posible soportarlos”.

“Ahora se está combatiendo por el Estado mexicano a fondo… no podemos permitir que las generaciones de niños y jóvenes sean envenenadas”, dijo, al aludir a un creciente consumo de estupefacientes diversos entre la población, sobre todo la más joven, del país.

Castro afirmó que el crimen organizado se está enfrentando con tanta violencia al Estado porque está a punto de ser destruido. “Esa es la etapa en la que nos encontramos”, dijo el subprocurador, quien agregó que el Estado no será derrotado nunca por estos grupos.

Sostuvo que el gobierno de Calderón no prevé siquiera abordar como posibilidad la legalización de las drogas, aunque tampoco permitirá que el crimen organizado, particularmente del narcotráfico, “continúe semioculto o soterrado como en décadas pasadas”.

Así, planteó que este escenario durará, como lo ha previsto el propio Calderón, el resto del sexenio. “Y habrá pérdidas de más vidas, y se necesitan los tres niveles y la sociedad. El gobierno federal no puede solo”, dijo.