Minera canadiense despide a 397 empleados que exigen pago de utilidades

jueves, 17 de junio de 2010

GUANAJUATO, Gto., 17 de junio (apro).- Ante el paro que mantienen trabajadores de la mina El Cubo en protesta porque no recibieron utilidades, la compañía minera canadiense Gammon Gold decidió despedir a 397 empleados.

Asimismo, exigió a las autoridades mexicanas atender con celeridad las diversas denuncias que por despojo y otros delitos interpuso en contra de quienes participan en este movimiento.

La empresa acusó a los trabajadores afiliados a la sección 142 del Sindicato Nacional de Trabajadores Minero Metalúrgicos (SNTMMSRM) de incurrir en diversos ilícitos como robo de materiales, amenazas y bloqueos a los accesos a la minera El Cubo, ubicada en esta capital, actos que calificó como ilegales.

Aseguró que debido a la suspensión indefinida de actividades en El Cubo --que comenzó hace dos semanas--, las pérdidas rebasan los 43 millones de pesos, además de una erogación diaria de un millón de pesos para los gastos fijos.

En un desplegado que fue entregado para su publicación a diversos medios locales, la Compañía Minera El Cubo –nombre de la filial de Gammon Gold que opera la mina del mismo nombre, productora de oro y plata-- informó que “por la falta de probidad, los perjuicios y el incumplimiento del trabajo” determinó rescindir el contrato a 397 trabajadores.

Advirtió que la suspensión indefinida de las actividades en la mina pone en riesgo otros 700 empleos, del cual responsabilizó al sindicato minero, al que acusó de mantener una “actitud negligente” y de hacer peticiones económicas “totalmente injustificadas”.

La empresa exigió a las autoridades estatales y federales intervenir para resolver este conflicto, así como dar trámite a las denuncias penales que interpuso contra dirigentes del sindicato minero por sus acciones.

La dirigencia nacional del SNTMMSRM ha respaldado el paro de los trabajadores de El Cubo, y sostiene que la empresa se ha negado a cumplir con la entrega de las utilidades correspondientes al 2009.

La situación se ha tornado tensa en la comunidad y en las instalaciones de la empresa, sobre todo después de lo ocurrido en Cananea, donde los trabajadores mineros fueron desalojados en un operativo de fuerzas federales.

De hecho, el gobernador Juan Manuel Oliva declaró esta tarde que el tema “está en el escritorio de la Federación”, y mencionó que “hay un tema fundamental que son los derechos laborales que deben respetarse”, por lo que insistió en que este asunto está en el ámbito de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Aunque la delegación de esta dependencia, a cargo de Marco Antonio Rodríguez --exdiputado del PAN-- prácticamente se ha mantenido al margen del conflicto.

Ante los despidos anunciados, el gobernador Oliva mencionó que a nivel estatal se estará al pendiente “de cómo va desarrollándose el tema de las personas que quedarán sin empleo”.