Karam acata fallo de Corte pero advierte que sigue al frente del IMSS

viernes, 18 de junio de 2010

MÉXICO, DF, 18 de junio (apro).- El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Daniel Karam, aseguró que acatará las observaciones derivadas del fallo formulado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el caso de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, donde fallecieron 49 menores de edad.

Sin embargo, advirtió que “aun cuando este proceso del tribunal constitucional ha concluido, mis deberes personales y mi labor como director general del IMSS no deben detener su marcha”.

En conferencia de prensa, consideró que la tragedia ha sido, sin duda, “el pasaje más triste y doloroso” de la historia del IMSS, pues “el incendio cegó la vida de 49 pequeños y dejó lesiones en 24 más”.

Incluso, admitió que “este es un hecho que no puede repararse con nada”.

Destacó que “ninguna acción, ninguna iniciativa podrán aliviar la profunda y dolorosa huella que ha dejado esta tragedia en la vida de las familias que fueron víctimas de ella”.

Karam agregó que cualquier acción llevada a cabo por los padres de las víctimas “será pequeña ante el monumental tamaño de la desgracia ocurrida”.

Luego describió las medidas emprendidas por el Seguro Social “desde los primeros minutos del inicio de la tragedia”:
“Dispusimos que se brindara toda la ayuda médica necesaria. De inmediato, se trasladó un equipo conformado por 27 especialistas en cirugía plástica y reconstructiva, intensivistas y anestesiólogos pediatras, adscritos a unidades médicas del Distrito Federal, Estado de México y Jalisco”.

Asimismo, agregó, se contó con “ambulancias aéreas para que los menores que hubiesen sido estabilizados y necesitasen cuidados más especializados, pudiesen ser trasladados a unidades médicas para la atención de pacientes con quemaduras.

Además, “solicitamos al Consejo Técnico del IMSS que autorizara los recursos correspondientes para generar apoyos que permitiesen brindar atención médica vitalicia, así como el soporte para el traslado de los menores a otras entidades de la República y a Estados Unidos para su atención y para la práctica de estudios especializados”.

Aclaró que “se han gestionado cerca de 5 mil citas con médicos especialistas, de las que en el IMSS se han brindado unas 3 mil”.

Sostuvo que a la fecha se ha atendido a 80 niños expuestos durante el incendio de la guardería. Este grupo se conforma por menores que estuvieron en el momento del incendio, expuestos al humo y gases tóxicos, sin sufrir lesión alguna por quemaduras.

“Por indicación médica, a 68 menores de este grupo se les han realizado estudios especializados en México y el extranjero, que permitan identificar y controlar cualquier daño pulmonar que llegaran a presentar”.

A un año de la tragedia, destacó que una menor recibirá los apoyos correspondientes a los de los niños que han sufrido lesiones por quemaduras.

Karam consideró que, en la lógica de garantizar la atención médica vitalicia de los menores, se creó el Centro de Atención Inmediata para Casos Especiales (CAICE), en la ciudad de Hermosillo, que cuenta con una plantilla laboral de 22 servidores públicos para otorgar apoyo médico, psicológico y administrativo a los niños y sus familiares.

“Del mismo modo, se ha brindado apoyo económico para que las familias de los menores lesionados puedan cubrir el costo de las adaptaciones en sus hogares para que los niños lesionados vivan en condiciones adecuadas”, aclaró.

El apoyo, insistió, es para que los padres de los menores afectados reciban sustento y la educación para sus hijos mediante apoyos solidarios y a través de la constitución de un fideicomiso privado, el cual no especificó, aunque sostuvo que a través de este medio se destinarán recursos tanto para los menores lesionados como para las familias que vivieron esta tragedia en su dimensión más dramática.

“De hecho, el presidente Felipe Calderón nos ha instruido a encontrar caminos adicionales de apoyo a las víctimas de esta tragedia. Y en breve se dará cuenta de estas medidas adicionales”, aunque no aclaró de qué se trata.

No obstante, sostuvo que el gobierno federal está buscando que las guarderías sean cada vez más seguras:
“Para ello, independientemente de las revisiones que realiza la autoridad competente en materia de seguridad y protección civil, el IMSS llevó a cabo revisiones a la totalidad de las instalaciones en las que se presta ese servicio y adoptó medidas de seguridad superiores a las consideradas en las Normas Oficiales Mexicanas”.

Como resultado, resaltó que se han rescindido 27 contratos de prestación del servicio de guardería y, a la par, se determinó no suscribir 91 contratos que llegaron a su vencimiento el 31 de diciembre de 2009.

Sin embargo a aquellas guarderías calificadas como “de prestación directa” se les destinaron 80.6 millones de pesos “para reforzar las medidas de seguridad y protección civil”.

De la resolución de la SCJN, también retomó “las medidas de transparencia e involucramiento de la sociedad”, por lo que informó que se ha diseñado un mecanismo que permite fomentar que los padres de los menores tengan acceso a la información de protección civil de la guardería a la que asisten sus hijos y que, al mismo tiempo, sus observaciones y demandas puedan ser escuchadas y debidamente atendidas.

“Así lo estamos haciendo y así lo seguiremos haciendo, en conciencia de que ninguna de estas acciones restituyen las enormes pérdidas sufridas”, justificó.

Y añadió: “El 5 de junio siempre será recordado con duelo, y nuestra obligación es asegurarnos que lo sucedido ese día quede en nuestra memoria colectiva y se convierta en misión y referente constante para continuar con los cambios que el IMSS necesita y la sociedad demanda”.

Comentarios