El 59% de infectados en México con VIH lo ignora

martes, 22 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 22 de junio (apro).- En México, la epidemia del VIH/sida sigue cobrando vidas, y la mayoría de la población ni siquiera sabe que es portadora del virus.

De acuerdo con el director de Investigación Cooperativa del Centro Nacional para la Prevención y el Control de VIH-Sida (Censida), Carlos Magis Rodríguez, 59% de las casi 220 mil personas que portan el virus del sida en México no lo saben.

De ese porcentaje, añadió, 27% recibe atención con anti-retrovirales y el restante 14% no ha requerido aún tratamiento.

Magis Rodríguez reconoció que la detección del mal se complica cada vez más, debido a que la gente enferma acude a los servicios de salud no por síntomas en concreto, sino por afecciones múltiples, que incluyen problemas infecciosos o de cáncer.

Al dictar su conferencia en el salón Cuicalli de la UAM-Iztapalapa, en el marco de la “Segunda Jornada Científica y Cultural por la Diversidad Sexual” y el “IV Encuentro Universitario sobre VIH-Sida”, el directivo de Censida destacó la importancia de trabajar “mano a mano” con organizaciones de la sociedad civil que mantienen un contacto estrecho con grupos vulnerables para frenar la mortal enfermedad.

Al respecto, el rector de la UAM-Iztapalapa, Javier Velázquez Moctezuma, señaló que los esfuerzos que se hacen cotidianamente son muy respetables, “pero nos falta mucho para poder permear en toda la población. Me parece que no estamos llegando a los sectores más vulnerables y desprotegidos”, añadió.

De acuerdo con Velázquez, para la universidad pública es importante participar en la discusión sobre el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y las enfermedades de transmisión sexual en general.

Y en las aulas de la UAM, agregó, se genera no sólo una toma de postura, sino una alternativa terapéutica, educacional y farmacológica para ayudar a controlar esa lacra que padece la sociedad, pues falta educación en la prevención y en específico para evitar conductas de riesgo.

En tanto, el directivo de Censida habló de la importancia de las campañas contra la homofobia, pues ese problema, dijo, limita el acceso de las personas a los servicios de salud.

Y manifestó que la detección oportuna y el tratamiento adecuado contra el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) permite una sobrevida de 35 a 40 años en relación a los sólo tres años durante el primer periodo en que aparece el mal.

Comentarios