Sangriento inicio de fin de semana: 24 ejecutados

viernes, 25 de junio de 2010

MÉXICO, D. F., 25 de junio (apro).- La violencia vinculada la crimen organizado cobró la vida de al menos 24 personas en las últimas 24 horas en los estados de Sinaloa, Durango y Guanajuato.

En Sinaloa, las autoridades policiales informaron que el mayor número de víctimas se registraron en municipios norteños de la entidad.

El primer hecho violento se registró aproximadamente a las 2:00 horas de hoy, en las inmediaciones de la comunidad Campo Carranza, perteneciente al Valle del Carrizo, ciudad de Los Mochis, en Ahome.

En el sitio se encontraron cinco cadáveres, los cuales fueron identificados como los hermanos Fausto y Pastor Gil González, así como Juan Carlos Barraza Torres. Los tres eran oriundos de Sinaloa de Leyva.

Las otras dos víctimas son otros dos hermanos, Sergio Alonso y José Gutiérrez Angulo.

De acuerdo con la información de la Policía Ministerial, los hombres fueron asesinados por un comando que los privó de la libertad la noche del pasado jueves en las inmediaciones de Campo Carranza.

En el lugar del crimen fueron encontrados cerca de 300 casquillos percutidos de diferentes calibres.

Tres víctimas más fueron encontradas sin vida en la comunidad de Cahuinagua, perteneciente al municipio de El Fuerte. Los cuerpos se encuentran en calidad de desconocidos, según la Procuraduría local. En el lugar de los hechos había más de 50 casquillos percutidos de fusil AK-47.

Por la tarde, se reportó el asesinato de una persona más. Los hechos se registraron en el área de primeros auxilios de una clínica privada de la ciudad de Mazatlán, en tanto que otro lesionado, fue sustraído en forma violenta por los delincuentes.

Las autoridades judiciales informaron que varios hombres armados penetraron al hospital y privaron de la vida a Felicitas Acedo Campista, quien recientemente había ingresado para recibir atención médica.

En tanto, en la comunidad del Caimancito, en el municipio de Navolato, fueron descubiertos los cuerpos, atados de pies y manos, de Rigoberto de Jesús García y Adrián Hernández Obeso. Y en la sindicatura de Emiliano Zapata, fue encontrado el cadáver de una joven, aún no identificada, con cuatro impactos de bala.

En el estado de Durango, en las primeras horas de este viernes, en el tramo carretero de San Miguel de Cruces a Carboneras, en el municipio de Pueblo Nuevo, fueron encontradas tres personas sin vida, entre éstas una mujer.

Las víctimas fueron identificadas como Adrián Núñez Guerra, de 41 años de edad; Miguel Alvarado Herrera, de 60 años, y Francisca Martínez Villarreal, de 58. Todos con domicilio en la comunidad de Carboneras de esta demarcación.

Posteriormente se reportó el hallazgo de dos hombres sin vida en las inmediaciones de Tamazula, cuyos cuerpos presentaban heridas producidas por arma de fuego; hasta el momento no han sido identificados.

Más tarde, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) a través de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), tomó conocimiento del homicidio de tres personas del sexo masculino que hasta el momento no sido identificadas.

Los cadáveres se encontraban cerca de una bodega en el poblado Cuauhtémoc, municipio de Cuencamé. Estaban ubiertos con paja y tenían heridas producidas con arma de fuego. Una de las víctimas se encontraba atada de pies y manos con un cable eléctrico.

Mientras tanto, en Guanajuato fue encontrado el cuerpo mutilado de un hombre originario de Michoacán --junto al cadáver había un narcomensaje-- en la carretera Celaya-San Miguel Octopan. La cabeza del hombre fue encontrada en una hielera en otra parte de la ciudad.

El hombre asesinado fue mutilado y su cuerpo cortado en varias partes, mismas que fueron esparcidas en un radio de doscientos metros. Fue identificado como Christofer del Valle Infante.

Había una manta con esta frase: “Esto les va a pasar a todos los que andan diciendo que son ‘Z’. Familia Michoacana.”