Explosivo coctel hidalguense

sábado, 26 de junio de 2010

A una semana del 4 de  julio, día de elecciones, la violencia en Hidalgo aumenta. La presencia de Los Zetas en esa entidad es un hecho que los políticos hidalguenses reconocen en silencio… El proceso electoral se ha desarrollado entre balaceras y amenazas a simpatizantes de la coalición Hidalgo nos Une, que encabeza Xóchitl Gálvez.

PACHUCA, HGO., 26 de junio (Proceso).- Un clima de tensión política impera en esta entidad en vísperas de la elección de gobernador, recrudecido por hechos de violencia asociados al narcotráfico, por la presencia de Los Zetas

y por las amenazas a candidatos. En el ambiente se respira el temor de que se intensifiquen los enfrentamientos por motivos electorales, así como los relacionados con el crimen organizado.

En diversas comunidades hidalguenses se reportan enfrentamientos entre los simpatizantes de Xóchitl Gálvez, candidata de la coalición Hidalgo nos Une (integrada por el PAN, PRD y PT), y del priista Francisco Olvera, aspirante de la coalición Unidos Contigo (formada por el PRI, Partido Verde y Nueva Alianza).

El coordinador de la campaña de la panista, el diputado federal perredista Jesús Zambrano, cuenta que hace un mes un tal “comandante Cobra” llamó a los celulares de su equipo para amenazarlos con dañar a sus familias si no abandonaban la campaña. Sin embargo, dice, todavía “no se sabe si es real (esa intención) o sólo es para intimidar”.

Entrevistada durante su gira por La Huasteca hidalguense, Gálvez considera posible que se desarrolle la elección en un clima de violencia, pues sospecha que los priistas “piensan hacer una trampota”.

         “El PRI de Hidalgo es extremadamente represor. Ha habido muchas amenazas, constantemente”, contra los más de 3 mil promotores, asegura. Se han reportado principalmente en Tula, Tulancingo, Pachuca y en el Valle del Mezquital.

         Uno de sus promotores de voto, Juan Reyes, fue levantado en Pachuca. Se escapó, pero no quiso saber más de la campaña ni declarar ante las autoridades.

–¿Cree que los culpables son los priistas? –se le pregunta a Gálvez.

–Yo creo que sí.

–¿A usted lo han amenazado?

–Sí, también.

Extracto del reportaje que se publica en la edición 1756 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios