"Theaterwelt": dramaturgia alemana contemporánea

domingo, 27 de junio de 2010

MÉXICO D.F., 23 de junio (apro).- Una de las dramaturgias más dinámicas de nuestro tiempo es la escrita en lengua germánica, desarrollada en Alemania, Austria y en una parte de Suiza.

La dramaturgia alemana contemporánea tiene su origen en las vanguardias de entreguerras, de manera particular en el expresionismo, pasando por las trascendentes propuestas postexpresionistas de Bertolt Brecht.

Este año tendremos nuevamente la oportunidad de presenciar en México una muestra de las creaciones más contemporáneas del teatro en lengua alemana a través de Theaterwelt, ciclo de lecturas dramatizadas que se realizará del 26 de junio al 18 de julio, en el Teatro El Granero, con obras de autores suizos, austriacos y alemanes, a cargo de directores mexicanos.

Herederos de dramaturgias tan diversas como las de los germanos Peter Weiss, Heiner Müller o el propio Brecht; los austriacos Thomas Bernhard y Peter Handke, o los suizos Friedrich Dürrenmatt, Max Frish o Fritz Hochwälder, este grupo de jóvenes dramaturgos ofrece obras con temáticas globales.

Los tratamientos van desde artistas plásticos que se asumen a sí mismos como su propia obra, pasando por Mesías cortados a la medida de nuestros tiempos, hasta actores que interpretan monstruos y monstruos que parecen banqueros pidiendo ser rescatados, vistos a través de miradas incómodas, irónicas, extrañas, pero que, no obstante, guardan cierta similitud con nuestra realidad cotidiana.

Como lo ha señalado el dramaturgo cubano Roberto D. M. Yeras, fuera del ámbito de su lengua la dramaturgia alemana contemporánea ha bebido de otras fuentes, desde los dramaturgos de la Crueldad y el Absurdo, profusamente traducidos y representados en Alemania en su momento --figuras como Antonin Artaud, Samuel Beckett, Jean Genet o Eugene Ionesco--, hasta de prácticas paralelas actuales, como la poética de la británica Sarah Kane, tan solicitada en Alemania en los últimos años.

De todo ello darán cuenta algunos de los más renombrados dramaturgos jóvenes de habla alemana, a través de seis lecturas dramatizadas (dos autores alemanes, dos austriacos y dos suizos), que iniciarán con la presentación de Tatuaje de Igor Bauerisma, nacido en 1964 en Praga y criado en Suiza.

La dirección de Tatuaje estará a cargo de Regina Quiñones y se presenta 26 y 27 de junio a las 20:00 horas.

El ciclo continúa con Hamlet sin fuerza de gravedad, de Ewald Palmetshofer, originario de Mühlviertel, Alta Austria (1978), bajo la dirección de Alberto Villarreal, con funciones 3 y 4 de julio, y Mañana de Marianne Freidig (Suiza), bajo la dirección de Rocío Belmont, 7 y 8 de julio.

El 10 y 11 se presenta Un poco de calma antes de la tormenta, de Theresia Walser, originaria de Friedrichshafen, Alemania (1967). Posteriormente toca turno a Pieza sobre la banca. El dinero, la ciudad y la ira, de Lütz Hübner, originario de Heilbronn, 14 y 15 de julio, bajo la dirección de Juan Carlos Vives.

Por último se presenta Queremos al Mesías ya o la familia acelerada, de Franzobel. Franz Stefan Griebl (1967), originario de  Vöcklabruck, Austria, 17 y 18 de julio, bajo la dirección de David Hevia.

Además, Patrick Wengenroth, director de teatro alemán, impartirá un taller en torno de los temas El monólogo en escena como diálogo con el público y La realidad imita al teatro, del 1 al 4 de julio.

 

Comentarios