Denuncia la SRE venta de piezas arqueológicas mexicanas en Francia

lunes, 28 de junio de 2010

MEXICO, D.F., 28 de junio (apro).- Debido “a la falta de controles claros y de una regulación específica, el mercado internacional de piezas arqueológicas es utilizado por traficantes y comerciantes inescrupulosos para `blanquear` piezas producto de excavaciones clandestinas e ilícitamente sustraídas de sus lugares de origen”, afirmó hoy la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).  

Añadió que también se “introducen al mercado reproducciones de reciente manufactura haciéndolas pasar por auténticas y vendiéndolas en decenas de miles de euros, abusando de casas de subastas, galerías y corredores de arte”.

Por medio de un comunicado, la SRE dijo que, “debido al gran valor que el pueblo de México confiere a su patrimonio cultural, es y ha sido política firme del gobierno federal adoptar todas las medidas a su alcance para protegerlo, tanto en México como en el extranjero”.

Afirmó: “En respuesta al saqueo de bienes culturales, así como al creciente tráfico internacional de los mismos, México ha manifestado a las autoridades de diversos países su preocupación por la participación de grupos delictivos organizados en el tráfico de dichos bienes y su inconformidad por la facilidad con que éstos circulan en el mercado internacional de antigüedades.

“El saqueo y el tráfico de piezas arqueológicas constituye un atentado directo contra el patrimonio cultural de la humanidad. Debido al uso de métodos destructivos, el saqueo ocasiona la pérdida irremediable de valiosa información científica que podía haberse obtenido de ellas, mientras que el tráfico convierte a piezas arqueológicas invaluables en meras mercancías o curiosidades al despojarlas de su esencia cultural, histórica y simbólica”, señaló.

Añadió que, “con la cooperación de autoridades de Francia y Alemania, México logró que expertos arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tuvieran acceso a algunos lotes de piezas arqueológicas para determinar su autenticidad y procedencia mediante un riguroso análisis por observación directa.

“Los dictámenes correspondientes confirmaron que un importante porcentaje de las `piezas arqueológicas provenientes del actual territorio mexicano` que se comercializan en el extranjero es, en realidad, reproducciones de reciente manufactura (43% de las dictaminadas)”.

Debido a ello, añadió, “México denunció, mediante nota diplomática, una subasta realizada el pasado 14 de junio por la galería parisina Binoche-Renaud-Giquello, en la que se vendieron 80 supuestas `piezas arqueológicas provenientes del actual territorio nacional` por un monto de un millón 63 mil euros”.

De esa suma, indicó, “los siguientes 22 objetos de reciente manufactura --esto es, falsificaciones, según expertos del INAH-- fueron vendidos como auténticos en 254 mil euros”.

La Cancileria dijo que “las autoridades mexicanas seguirán con atención el desarrollo de próximas subastas de bienes precolombinos y continuarán denunciando estas prácticas. Además, --para los efectos legales que pudieran derivarse--, continuarán destacando a la atención de las autoridades extranjeras locales la oferta de reproducciones de reciente manufactura como piezas auténticas”.

Y añadió que “México reitera que se reserva el derecho de continuar adoptando las medidas que juzgue pertinentes para salvaguardar su patrimonio cultural”.

Comentarios