Rechaza Calderón diálogo a cambio de modificar estrategia antinarco

martes, 29 de junio de 2010

México, D.F a 29 de junio (apro).- El diálogo con otras fuerzas políticas tras el asesinato de Rodolfo Torre, candidato a gobernador en Tamaulipas por la alianza PRI-PVEM- Convergencia no significará claudicar en el combate a la delincuencia
organizada “utilizando los recursos que la propia sociedad nos da”, advirtió el Presidente Felipe Calderón.

Al término de una comida con los consejeros de BBVA- Bancomer organizada en el hotel Camino Real, el mandatario aseguró que en su Gobierno hay energía y voluntad para salir de esta crisis para que los mexicanos vivan en paz.

En este marco, Calderón destacó que en su llamado matutino para reaccionar contra la delincuencia, no pidió a los ciudadanos “actos de martirio o heroísmo”, sino simplemente su compresión y apoyo decidido.

En tanto –añadió- de los gobernantes y políticos les solicitó corresponsabilidad y apertura para encontrar los caminos para darle seguridad a la gente.

De esta manera, el mandatario matizó su discurso pronunciado esta mañana en la residencia oficial de Los Pinos cuando llamó a crear un frente común para dar “dar una respuesta de Estado” a este desafío de la delincuencia organizada.

En ese momento, agregó que en ese frente común y en ese diálogo las diversas fuerzas políticas deberían por a la democracia y a las instituciones por encima de las diferencias ideológicas.

Ante los consejeros de BBVA-Bancomer, Calderón puntualizó que la muerte del tamaulipeco Rodolfo Torre es una muestra de que los mexicanos enfrentan un enemigo común, por lo cual no es posible cejar en la lucha contra la delincuencia organizada.

“Esto es una tarea de todos y no sólo del Presidente de la República”, enfatizó Calderón ante estos ejecutivos de uno de los dos bancos más grandes en México quienes lo arroparon continuamente con aplausos.

En este ambiente de cordialidad, Felipe Calderón y los consejeros de BBV- Bancomer vieron el juego de futbol entre las selecciones de España y Portugal mientras departían el pan y la sal. Desde afuera de uno de los salones se escuchó
nítidamente cuando la gente aplaudió tras el silbatazo final del partido en el cual los españoles ganaron 1-0.

En su mensaje. Calderón insistió en que la descomposición en materia de seguridad es producto del abandono de muchos años y, tarde o temprano, esto lo terminaría pagando la sociedad.


Comentarios