EU insta a juez a agilizar extradición de Zhenli Ye Gon

jueves, 3 de junio de 2010

MÉXICO, DF, 3 de junio (apro).- El Departamento de Justicia estadunidense solicitó a un juez federal agilizar el proceso de extradición a México del empresario Zhenli Ye Gon, a quien acusó de fabricar drogas sintéticas “por codicia”.

Una vez que la defensa de Ye Gon cuestionara testimonios y datos contenidos en la solicitud de extradición de 2008, los fiscales pidieron al juez John Facciola no recrear un juicio criminal y sólo discernir si existía causa probable.

En la audiencia celebrada en la Corte Federal del Distrito de Columbia, la fiscal Valinda Jones comentó que “la única cosa que México tiene que probar es causa probable”.

Luego, sostuvo que la solicitud de extradición mexicana cuenta con los elementos suficientes para ello.

Con la reanudación de la audiencia de presentación de evidencia en torno a Ye Gon, suspendida el 14 de mayo pasado, la fiscalía descalificó el intento del abogado Gregory Smith de presentar al empresario como alguien ajeno al narcotráfico, uno de los delitos por los que México solicita su entrega.

La fiscal denunció que “este es el caso de un empresario codicioso, codicioso, codicioso. Un empresario al que no le importaba dónde era vendido su producto con tal de hacer dinero. Y, obviamente, el mercado ilegal es uno donde se hace mucho dinero”.

Antes, el abogado Smith había presentado al empresario de origen chino como un hombre cuyo negocio farmacéutico es muy grande y no hay evidencias de que haya desviado producto al mercado ilegal de droga.

Portando un overol de prisionero a rayas grises y frente a una mesa, Ye Gon dejó escapar varias lágrimas al escuchar a su abogado describir que sus dos hijos no han podido verlo, ni a su madre, debido al proceso criminal que lleva en México.

Sin embargo, la fiscalía rebatió inmediatamente que justamente el millonario estilo de vida de Ye Gon fue lo que lo llevó a insertarse en el redituable mercado ilegal de pseudoefedrina, a pesar de que éste empezó a restringirse en México en 2005.

La fiscal Jones recordó que Ye Gon “era un jugador muy importante que necesitaba dinero para mantener su residencia en México, su residencia en China, su residencia en California, sus familias, sus apuestas en Las Vegas y su flotilla de autos”.

De acuerdo con la justicia estadunidense, la acusación mexicana sobre la ilegalidad del negocio de Ye Gon está sustentada en pruebas como la falta de un inventario en su fábrica farmacéutica, operaciones principalmente en efectivo y muchos negocios a puerta cerrada.

Finalmente, el juez federal John Facciola ordenó continuar con el proceso contra Ye Gon al menos hasta el próximo mes de agosto, luego que se hayan agotado todas las evidencias aportadas por ambas partes.

 

Comentarios