Encuentran narcofosa en Nuevo León con nueve cadáveres

miércoles, 30 de junio de 2010

JUAREZ, N.L., 30 de junio (apro).- Elementos del Ejército y peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), lograron la recuperación de nueve cuerpos sepultados en una fosa de la Quinta Los Leones, ubicada en las faldas del Cerro de la Silla, en la comunidad Santa Ana, a unos 30 kilómetros de Monterrey.
La tarde de ayer, en un operativo militar fueron rescatadas en ese lugar dos personas que estaban privadas de su libertad. Además, se aseguraron cinco vehículos, armas largas y municiones.
El operativo se inició luego de una supuesta llamada anónima, que delató que esa finca era utilizada como casa de seguridad.
Oficiales militares informaron que no hubo detenidos, debido a que los delincuentes escaparon poco ante de la llegada de las fuerzas federales.
Los primeros reportes daban cuenta de la presencia de cuatro cadáveres enterrados en una fosa. Sin embargo, fueron recuperados nueve cuerpos.
El hallazgo de esta fosa se suma a varios casos semejantes registrados recientemente en esa región.
En la edición especial de la revista Proceso “La Guerra del Narco”, se informa que, en menos de un año, elementos del Ejército han localizado tres sitios similares.
El pasado 5 de febrero, en Galeana, Nuevo León, un convoy militar patrullaba rutinariamente la zona conocida como “Refugio de los Ibarra”, cuando fueron encontrados tambos con ácido, presuntamente utilizados por la delincuencia organizada para desaparecer cuerpos de personas asesinadas.
El 10 de febrero de 2009, en un paraje serrano de Arteaga Coahuila, zona rural limítrofe con Nuevo León, también una patrulla militar, “en un recorrido de rutina”, localizó tambos y fosas, en los que se habían disuelto los cuerpos de por lo menos 18 personas.
La Fiscalía General del Estado de Coahuila dio a conocer el pasado 28 de octubre la identidad de tres de los 18 restos óseos, al contrastar el ADN con familiares de desaparecidos. Los restos de otras 15 personas fueron insuficientes para su identificación, debido al estado de descomposición que presentaban.
El 14 de agosto de 2009, la Policía Ministerial de Nuevo León, encontró una cueva en Santa Catarina, también con tambos y restos humanos.
En esos tres sitios, ubicados en la zona limítrofe de Nuevo León y Coahuila, en parajes despoblados de zonas rurales, fueron encontrados también casquillos percutidos de armas .9 milímetros, así como balas de rifles AR-15 y AK-47.
La mayoría de las víctimas no pudo ser identificada.

Mr
--fin de nota--

EOF

Comentarios