Arrojan granada, que no estalla, a oficina de Telmex en Tamaulipas

viernes, 4 de junio de 2010

CIUDAD VICTORIA, Tamps., 4 de junio (apro).- A unos días de que se realice aquí la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), otra granada fue lanzada, esta vez en contra de las oficinas de Teléfonos de México (Telmex), pero el artefacto no llegó a explotar porque fue arrojada sin quitarle el espolón.
Apenas la noche del jueves, sujetos no identificados lanzaron dos granadas contra el edificio que alberga las oficinas de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Comunicaciones y Transportes (SCT) en esta ciudad.
Una de ellas hizo explosión en la puerta principal de la SCT, mientras que otra fue lanzada contra el patio del mismo edificio.
Los días 8 y 9 de junio se tiene previsto que se lleve a cabo aquí la sesión de la Conago para discutir asuntos relacionados con temas de seguridad y analizar los avances en la instalación de la Policía Única.
Sin embargo, los hechos de violencia se han disparado en los últimos días, justo cuando el gobierno del estado determinó que ya no era necesario tener en operación el Centro de Información Oportuna (CIO), con el cual se confirmaban algunos de los incidentes ocurridos en la entidad.
La situación más grave se reportó en el municipio fronterizo de Mier, donde un grupo de presuntos Zetas ingresó por la madrugada, quemó casas, negocios y vehículos, saqueó pertenencias y levantó personas.

Visitadores atenderán denuncias de estudiantes

En Reynosa, visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) atendieron a los padres de tres estudiantes, los cuales se presume fueron acribillados por soldados, luego que éstos no se detuvieron al marcarles el alto.
En este hecho, registrado el pasado miércoles en la carretera ribereña, frente al ejido Los Cavazos, murieron Daniel Hernández Martínez, de 13 años; Eduardo Cuéllar Saldaña, 17, y Alejandro Carrizales Cuéllar, de 15 años.
Además, fue reportado como desaparecido el joven Oscar Olivares Acevedo que, según testigos, fue llevado por los soldados en una camioneta militar.
Ricardo Coronado encabezó la comitiva de visitadores de la CNDH que acudió al lugar de los hechos y se entrevistó con algunos testigos para aclarar lo que ocurrió en este triple homicidio y desaparición de un joven.
Otilio y Orlando Olivares Acevedo, hermanos del estudiante desaparecido, dijeron que han acudido ante diversas autoridades federales para tratar de localizar al joven, pero no han dado con él, pese a los testimonios de que el día de la balacera fue detenido por los militares.
Fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) aseguran que la acción castrense estuvo motivada porque no detuvieron el vehículo cuando un convoy de soldados les marcó el alto y, desde el carro en el que viajaban los jóvenes, supuestamente éstos empezaron a disparar.

mav
-fin de texto-

EOF

Comentarios