El ajedrez, un deporte de caballeros

domingo, 6 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 2 de junio (apro).- El GM ucraniano, Pavel Eljanov, ganó de manera sensacional una de las etapas del gran prix de la FIDE.

A pesar de ser el noveno puesto en la lista mundial, Eljanov nunca había ganado un torneo de este calibre, y ahora el feliz ganador comparte algunas de sus impresiones sobre el evento.

Dice: “Mi motivación en este gran prix era muy fuerte. Quería mostrar lo mejor de mi juego y probar a todos, incluyéndome a mí mismo, que podía ganarle al mejor”.

--¿Está feliz ahora?

--Era un hombre feliz antes del torneo y ciertamente lo soy ahora.

--¿Cuándo empezó a sentir que su juego estaba al mismo nivel que el de otros jugadores de elite?

--Solamente después de este torneo puedo decir que soy uno de los mejores jugadores en el mundo. Antes de esto no había tenido un desempeño de este tamaño y los ratings son relativos. Hoy estoy entre los mejores del mundo y mañana puedo llegar lejos, muy lejos.

“Sin embargo, yo intento desarrollar mis habilidades gradualmente, analizando constantemente mis partidas y buscando las mejoras. En Astrakhan intenté hacer todo lo que sólo dependiera de mí”.

--¿Piensa que sus oponentes lo subestimaron?

--No, después de todo era el segundo sembrado, de acuerdo con el rating. Y vivimos en un mundo cerrado en donde todos nos conocemos.

--¿Pensaba hace dos semanas que lograría algo especial?

--No, no realmente. Generalmente no trabajo con base en mis sentimientos e intento controlar mis emociones. Algunas veces esto, obviamente, no siempre funciona.

--¿Hay alguna liga entre el estado psicológico y la calidad de juego?

--¡Por supuesto! Todo lo que pasa en el tablero depende directamente del estado psicológico. Si uno está de malas antes de la partida, todo puede salir mal. A veces, uno ha tenido un mal día y no se puede concentrar apropiadamente. Afortunadamente no tuve nada de esa naturaleza en Astrakham.

--También tuvo bastante suerte…

--Uno no puede ganar un torneo si no tiene algo de suerte. Tuve mucha contra Wang Yue, por ejemplo. Pero en general no hay mucha suerte que se involucre con el ajedrez. En mi opinión, las habilidades de los jugadores son las que dan el resultado final en un 99% de las veces.

--Marcel Duchamps determinó alguna vez que el ajedrez era “un deporte sangriento”. ¿Está usted de acuerdo con esto?

--Esto es cierto para algunos jugadores, pero no, a mí esto no me parece. La mayoría de los jugadores son buenas personas. Pienso que la competitividad debe extenderse hasta ciertos límites. Yo diría que el ajedrez es un deporte de caballeros.

--¿Deporte, no arte?

--Mi ajedrez es un deporte: preparación de torneos, analizar mi partida, competir en el tablero, etc. Sin embargo, la composición en ajedrez es un arte, como la música. El ajedrez tiene muchas facetas.

--¿Qué es lo que hace usted aparte del ajedrez?

--Nado, entreno, juego futbol. Tengo un labrador, de 4 años de edad, pero no tengo suficiente tiempo para entrenarla. La entreno por un par de meses, aunque me gustaría darle más tiempo.

 

cvb

--fin de texto--

Comentarios