Beltrones demanda un alto a la guerra contra el narco

lunes, 7 de junio de 2010

MADRID, 7 de junio (apro).- El senador priista Manlio Fabio Beltrones dijo hoy aquí que es necesario hacer “un alto en el camino” para “rediseñar” la estrategia de combate al crimen organizado en México.

“Necesitamos más inteligencia que fuerza militar en las calles; más golpes de precisión que combate cuerpo a cuerpo o en capacidad de fuego”, advirtió.

“Estamos muy interesados en modernizar nuestra legislación para tapar los huecos que permiten el lavado de dinero y la disposición indiscriminada de dinero por parte de los grupos delincuenciales. Si tapamos financiamiento, reduciremos por mucho la capacidad de fuerza de los grupos del narcotráfico”.

El líder del grupo priista en el Senado mexicano aprovechó para hablar de éste y otros temas durante su estancia en la capital española, donde participó en la firma de un nuevo convenio de colaboración con la Fundación José Ortega y Gasset de intercambio con el Instituto Belisario Domínguez del Senado, que él mismo preside, para la formación de cuadros y la mejora de las iniciativas legislativas.

Beltrones aseguró que es por esa razón que el PRI decidió apoyar la iniciativa gubernamental que plantea la reducción de los más de 2 mil cuerpos de policía que existen en el país, para que sean 32 policías con jurisdicción estatal, a las cuales se pretende dotar de códigos y mecanismos de inteligencia homologados y con una amplia cooperación con las dos policías federales, la dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal y la de la Procuraduría General de la República (PGR).

En España, el exgobernador de Sonora aprovechó para insistir que si su partido llega al poder nuevamente en 2012, proseguirá con los esfuerzos en la lucha contra las drogas.

Dijo que no tiene duda que la decisión del presidente Felipe Calderón de ir contra la delincuencia organizada es correcta, porque “no debemos dar tregua alguna para que (el narco) rete al estado mexicano en capacidad de fuerza instalada”, dijo.

Si para ello es indispensable seguir contando con las fuerzas armadas, Ejército y Marina, se deberá hacer, aseguró, pero bajo “nuevas reglas a fin de garantizar el respeto a los derechos humanos y a las garantías individuales de los mexicanos”.

Se pronunció a partir de decisiones de la Corte Interamericana de los derechos Humanos o de la propia Corte mexicana, en el sentido que el presidente, como jefe máximo de las fuerzas armadas, puede echar mano de ellas en actividades “coadyuvantes de las fuerzas civiles incapaces de darnos seguridad”, pero que siempre se deberán acoger a los códigos civiles.

El expresidente del Senado (2006-2007) dijo que en su partido se discute “y mucho” cómo fortalecer la lucha contra el narcotráfico y dijo que aprecian la labor de la milicia ante la incapacidad de las fuerzas del orden civil”.

“No obstante lo anterior, sabemos que se necesita un alto en el camino para un cambio de estrategia”.

“No hay guerra que enfrente un enemigo que al primer encuentro físico no tenga que rediseñar una estrategia, porque ahí es donde se prueba si vamos en la ruta correcta o inadecuada. En este caso, nuestra preocupación es que alrededor de este combate estén existiendo bajas no nada más de delincuentes o fuerzas del orden, sino también de algunos civiles inocentes en equivocaciones que no se deben repetir en el futuro”.

Beltrones firmó el convenio de colaboración junto con el secretario general de la Fundación José Ortega y Gasset, Jesús Sánchez Lambás.

 

Comentarios