Condena López Obrador represión en Cananea

martes, 8 de junio de 2010

MÉXICO, D. F., 8 de junio (apro).- El excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, censuró la represión orquestada  “por el gobierno usurpador” de Felipe Calderón en contra de los mineros de Cananea, quienes fueron desalojados la noche del pasado domingo 6.

“Es una vergüenza que todas las instituciones constitucionales estén sometidas a un grupo de 30 potentados que son los que realmente mandan y deciden en función de sus mezquinos intereses”, dijo.

De acuerdo con el exjefe de Gobierno del Distrito Federal, en ese grupo está Germán Larrea Mota Velasco, dueño de Cananea, empresa pública que en el año 1992, agregó, le fue entregada por el expresidente Carlos Salinas de Gortari “cuando llevó a cabo el saqueo más grande de los bienes del pueblo y de la nación que se haya registrado en la historia del país”.

La represión contra los mineros, añadió, es otra violación a los derechos humanos y laborales de los trabajadores de Cananea y una violación a los derechos humanos de los familiares de los 65 mineros que quedaron sepultados en la mina Pasta de Conchos, después de la explosión en el filón, ocurrida en febrero del año 2006.

“Es una provocación irresponsable cerrar los cauces legales y políticos aplicando, como en la época de Porfirio Díaz, la ley del embudo, y reproduciendo la misma política que se aplicó en 1906, cuando se reprimió la histórica huelga de los mineros de Cananea”, puntualizó.

Por ello, el político tabasqueño exigió de manera inmediata la salida de la Policía Federal de Cananea, así como la libertad de los mineros detenidos y el reconocimiento de sus derechos laborales.

Ayer, el Gobierno del Distrito Federal, a través del secretario del Trabajo, Benito Mirón Lince, condenó la toma “furtiva” de la mina de Cananea, en Sonora, por parte de la Policía Federal, y exigió que se aclare e investigue el origen y propósito de la intervención policial.

Mirón Lince afirmó que en ningún caso se justifica la intervención policial y mucho menos la represión contra los dirigentes sindicales.

Para el secretario del  Trabajo capitalino, la toma de la mina de Cananea viola el derecho de huelga que los trabajadores ejercieron desde el año 2007 en demanda de mejoras salariales y el respeto de sus derechos colectivos pactados con los propietarios de la mina: Grupo México.

Es “lamentable y confuso” que las policías federal y estatal de Sonora hayan tomado furtivamente las instalaciones de la mina y desalojado a los huelguistas por la madrugada, en perjuicio del movimiento, destacó Mirón Lince.

A la condena se sumó el líder del Partido de la Revolución Democrática en el Distrito Federal, Manuel Oropeza, quien anunció que habrá movilizaciones en rechazo a la “política de represión y de garrote” hacia la clase trabajadora del país instrumentada por el gobierno de Felipe Calderón. 

Comentarios