Lozano deslinda al gobierno federal de la toma de Pasta de Conchos

martes, 8 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 8 de junio (apro).- El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Javier Lozano, deslindó al gobierno de Felipe Calderón de la toma de Pasta de Conchos, Coahuila, ocurrida la madrugada de ayer, e insistió en que hay interés de reactivar la mina en Cananea, Sonora.

"Sobre Pasta de Conchos, es un tema del que nos deslindamos absolutamente, nosotros no intervenimos, no decidimos, no participamos, no supimos, no somos parte", afirmó Lozano, en declaraciones a MVS Radio.

De acuerdo con el funcionario federal, la empresa Grupo México y el gobierno de Coahuila fueron quienes determinaron la acción en Pasta de Conchos, donde permanecían asentadas familias de los 65 mineros que perdieron la vida el 19 de febrero de 2006 y cuyos cuerpos siguen sepultados en ese lugar.

En la entrevista con Carmen Aristegui, Lozano señaló que desde 2006 acabaron las relaciones de trabajo con la mina, y desde 2007 no existe ningún tipo de actividad económica o laboral, por lo que el gobierno de Humberto Moreira y la empresa determinaron cerrar la mina como medida de seguridad, por la concentración de gases en la zona.

Sobre el desalojo en Cananea, el pasado domingo 6, el titular de la STPS afirmó que se hizo conforme a derecho, después de agotar todas las vías de comunicación y negociación, e insistió que el gobierno federal está interesado en reactivar la mina.

"(El desalojo) No fue arbitrario, lo que nos interesa es que la gente de Cananea regrese a trabajar", puntualizó.

Y añadió que los trabajadores de la mina comenzarán a ser finiquitados; posteriormente, agregó, se espera poder recontratar a la mayoría.

Ayer, el gobierno de Sonora, que encabeza el panista Guillermo Padrés Elías, convocó a un acto público en el Palacio de Gobierno para anunciar “un programa inédito” denominado “Todos por Cananea”, mediante el cual Grupo México invertirá 58 mil millones de pesos y la administración federal 55 mil millones.

Los recursos, a los que se sumarán 382 millones de pesos que aportará el gobierno estatal, se destinarán a reactivar la mina de cobre, construir plantas refinadoras, una planta de generación eléctrica y una fundidora, así como para ampliar la infraestructura carretera, hospitalaria y deportiva, según el gobierno sonorense.

Por separado, Javier Lozano y el presidente ejecutivo de Minera México, Xavier Guerra de Quevedo, anunciaron que los trabajadores que desde 2007 se declararon en huelga recibirán una liquidación seis veces mayor que lo establecido por la ley.

Comentarios