Alcalde de San Pedro denuncia guerra sucia de la PGR

lunes, 12 de julio de 2010

MONTERREY, N.L., 12 de julio (apro).- El alcalde del municipio de San Pedro, Mauricio Fernández, acusó al titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arturo Chávez Chávez, de pretender vincularlo con el narcotráfico al propalar la versión de que Rafael Valdez Acuña La Pantera, un presunto criminal detenido el pasado viernes 9, formaba parte de su “Grupo Rudo”.
En entrevista, Fernández señaló que la insistencia de ligarlo con la delincuencia organizada por parte de Chávez Chávez es una estrategia que le resulta desconcertante y que quizá podría haberse originado porque no forma parte del equipo del presidente Felipe Calderón Hinojosa.
“Si alguien piensa que no estoy en el equipo de Calderón y me quieren hacer a un lado de la contienda (presidencial), no sé qué demonios traigan en la cabeza, pero obviamente es de mala leche, de mala fe, y hay mano negra atrás de lo que está haciendo la Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Marina”, dijo.
Asimismo, recordó que el pasado 27 de mayo él ya había declarado a los medios que La Pantera formaba parte del crimen organizado y que era un delincuente al que urgía detener porque era la persona más peligrosa de San Pedro.
“Es una aberración que quieran decir ahora que forma parte de mi Grupo Rudo”, agregó.
Rafael Valdez Acuña, La Pantera, era buscado por la PGR desde 2006, por haber participado en al menos seis ejecuciones.
Según la Secretaría de Marina-Armada de México, Valdez Acuña, quien supuestamente  formaba parte del “Grupo Rudo” de Fernández, fue detenido el pasado viernes 9 en calles de San Pedro Garza García junto con León Magdiel Eliud Vallejo Granados, de 28 años, y Ana Luisa Morales, de 29, cuando circulaban en una camioneta.
En el lugar fueron encontradas cuatro armas, dos largas y dos cortas; nueve cargadores y 250 cartuchos útiles calibres, así como dos chalecos antibalas y equipos de comunicación.
Este es el tercer presunto delincuente ligado con el “equipo de limpieza” creado por Fernández Garza. Alberto Mendoza Contreras, El Chico Malo, fue detenido el pasado 18 de marzo. El otro, Francisco Martínez Cárdenas, hijo del exregente de la ciudad de México, Alfonso Martínez Domínguez, fue detenido el 26 de junio.
Sobre el primero, el alcalde reconoció que era uno de sus informantes, en tanto que el segundo cobraba la cuota en los antros locales para financiar a su “Grupo Rudo”.
En lo que respecta a la supuesta participación de La Pantera en el “Grupo Rudo”, Fernández Garza dijo: “Si se trata de inventarme cosas, pues pueden venir el día que quieran, yo no tengo cola que me pisen. Tienen una capacidad enorme para inventarme cosas sí así lo quisieran hacer”, señaló.
Y reiteró que su disposición para combatir al crimen organizado desde que llegó a la alcaldía, en noviembre del año pasado, fue una respuesta a la traumática experiencia que tuvo con el intento de secuestro de una de sus hijas y de varios de sus nietos.
“Yo dejé muy claro que la única forma de combatir al crimen era agarrar al toro por los cuernos. Y después de seis meses de mi gobierno, puedo declarar públicamente que no tuve ni balaceras, ni muertos, ni extorsiones, ni secuestro, ni venta de droga.
“Me entrevistaron de todo el mundo y parece ser que se levantaron envidias, celos, y ahora hay toda una cargada para tratar de vincularme con el crimen organizado. Francamente, qué despropósito (…) Soy el único alcalde que está buscando soluciones nuevas… Y es lo que dice el presidente, pero al procurador, que es el responsable del tema, le vale madre”.

Comentarios