Damnificados encaran a gobernador de Nuevo León

martes, 13 de julio de 2010

MONTERREY, NL, 13 de julio (apro).- El gobernador Rodrigo Medina encaró hoy la ira de un grupo de damnificados del municipio de Santa Catarina, que le exigieron la restitución del servicio de agua potable, entre otras demandas.

Los secretarios de Educación y Desarrollo Social, Alonso Lujambio y Heriberto Félix, respectivamente, fueron testigos de los reproches de los damnificados del huracán Alex que se dieron cita en la escuela primaria Manuel Frías García, de la colonia San Francisco.

A raíz de la protesta, el gobernador debió suspender un recorrido programado por un jardín de niños ubicado en Santa Catarina, uno de los sectores más afectados por el meteoro en la entidad.

A las 10:30 horas, Medina y los funcionarios federales llegaron primero a la primaria Gran Tenochtitlan en la colonia La Fama 3, donde fueron recibidos con aplausos. Ahí, elementos del Ejército con maquinaria pesada hicieron trabajos de remoción de escombros en el patio central y trasero del plantel.

Posteriormente, la comitiva se trasladó a la escuela Manuel Frías, donde sorpresivamente unos 50 colonos los recibieron con pancartas en el patio del inmueble.

Los manifestantes portaban cartulinas de colores con leyendas como “Rodrigo, si no puedes, fuera”; “Rodrigo, queremos agua, no tu vida”; “Queremos agua y van 12 días sin ella”; “Queremos terrenos en Santa Catarina”; “Queremos que suba el señor Gobernador al cerro de las Mitras”.

Una mujer, que se identificó como María Luisa Zavala, interceptó a Medina y a Lujambio y les pidió que llevaran beneficios no sólo a la escuela, sino a toda la colonia San Francisco, urgida de ayuda, según dijo:

“Estamos desesperados, no es justo que ayuden a los demás y que nosotros no seamos beneficiados. Queremos que nos ayuden ya, que nos traigan agua porque no tenemos”, exigió.

Medina les respondió que su gobierno alistaba un programa de apoyo a las viviendas con la edificación de casas, pero en terrenos seguros.

“Lo que les pedimos es un poco de paciencia, porque así como ustedes, está todo el estado. Hay miles de nuevoleonenses en la misma situación. Ayúdenos, estamos trabajando con el presidente municipal (el panista Gabriel Navarro) para hacer el inventario de personas y poderle dar solución a sus problemas”, ofreció.

Al final del evento, Lujambio se reunió con el Comité de Reconstrucción en palacio de gobierno para evaluar los daños a la infraestructura educativa.

Ante funcionarios de los tres niveles de gobierno, el secretario de Educación Pública informó que en Nuevo León había mil 77 escuelas necesitadas de trabajos de reparación, de las que 60 requerían ayuda de emergencia.

Anunció que como parte de los recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) se entregarían de manera inmediata 240 millones de pesos, a los que la SEP agregaría otros 50 millones, para hacer un total de 290 millones.

El funcionario federal dijo que se efectuaría una evaluación para determinar cuáles escuelas eran susceptibles de ser reparadas y cuáles reubicadas por tener peligro de derrumbe o por estar en un área inadecuada y susceptible a inundarse de nuevo.

Asimismo, señaló que Federación y estado trabajarían a marchas forzadas para que el poco más de un millón de estudiantes de educación básica de la entidad iniciara su ciclo escolar el próximo 23 de agosto, como está programado en el calendario nacional.

Por su parte, Medina consideró que los trabajos de reconstrucción, que aún no han sido cuantificados, deberán ser sufragados en su mayor parte con recursos federales, pues los presupuestos del estado y los municipios tienen una capacidad muy limitada para hacer frente a la contingencia derivada del paso de Alex.

Comentarios