Desbandada de policías en Navolato; renuncian 23 por temor al narco

martes, 13 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de julio (apro).- El pasado domingo 11, el cuerpo de José Luis Luna Corrales, un policía de 48 años que estaba adscrito a la policía municipal de Navolato, Sinaloa, fue encontrado con varios disparos en el cuerpo.

Corrales había sido “levantado” por un grupo armado nueve horas antes de que una persona descubriera el cadáver y diera parte a las autoridades de la comunidad de Pericos, Mocorito.

Ese hecho de violencia provocó que este martes 23 de sus compañeros renunciaran masivamente a la dirección de Seguridad Pública, con lo que suman 35 las bajas en dicha corporación en menos de 15 días.

Por si fuera poco, la falta de policías –de 340 que había el año pasado la plantilla se ha empequeñecido a 143--, se han visto en la necesidad de cerrar comandancias en media docena de sindicaturas.

La última de ellas fue la comandancia de la sindicatura de San Pedro. Desde la semana pasada, las comandancias de las sindicaturas de Villa Ángel Flores, La Palma, Juan Aldama y El Tigre carecen de seguridad.

Los pocos policías activos están comisionados en cuatro sindicaturas, la cabecera municipal, la base de la corporación, custodia del penal, así como de escoltas de los funcionarios del municipio.

En los dos últimos meses, 49 elementos renunciaron y siete más fueron ejecutados por grupos criminales.

El caso más reciente fue el del agente municipal José Luis Luna Corrales, quien fue ejecutado nueve horas después de haber sido privado de la libertad.

Comentarios