Ejecutan a Ministerio Público en Sinaloa

jueves, 15 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 15 de julio (apro).- Un agente del Ministerio Público federal fue ejecutado anoche a pocos metros de la subdelegación de la Procuraduría General de la República de Mazatlán, Sinaloa.
    La víctima fue identificado como Jesús Manuel Ramírez Murillo, de 37 años de edad.
    La ejecución se produjo poco después de las 23:00 horas de ayer, en la zona turística del puerto.
    Según informes, el agente del Ministerio Público concluyó su jornada de trabajo y se disponía a abordar su automóvil, marca Toyota, Corolla, color blanco, modelo 2010, placas de circulación VKY-60-03 de Sinaloa, cuando fue sorprendido por los agresores.
    Los sicarios llegaron a bordo de  dos camionetas de lujo: una tipo Avalanche, de la marca Chevrolet, y otra cerrada tipo Yukon, y sin más asesinaron a balazos a Ramírez Murillo.
    Los disparos se dieron inicialmente hacia el lado derecho del auto que estaba estacionado de sur a norte en la avenida Del Mar, frente a un hotel repleto de turistas.
    En el lugar, los peritos recogieron más de 60 casquillos, en su mayoría de los llamados “cuerno de chivo”.
    Mientras tanto, en Baja California, dos hombres murieron y otro resultó gravemente herido, tras un ataque perpetrado por un grupo de gatilleros en la zona oriente de Tijuana.
    Los hechos se registraron anoche en la calle Fuerte Jaujilla, colonia Mariano Matamoros, a la altura de la Plaza el Tigre. Los cuerpos de las víctimas quedaron en el asfalto, mientras que un tercero, herido también por arma de fuego, fue trasladado al Hospital General.
    Los sicarios escaparon en un vehículo Sedan, color negro.
    Y en el estado de México, un custodio falleció cuando el convoy en el que trasladaban a un reo fue interceptado por un comando armado a la altura del kilómetro 22.5 de la autopista México-Tulancingo.
    Los sicarios, que viajaban en tres camionetas, dispararon contra los tres custodios que trasladaban a Adolfo Popoca Rojas del penal de Tepachico, en Otumba, al de Neza Bordo, causando la muerte del custodio Francisco Mosqueda Bautista.
    Los delincuentes rescataron a Popoca Rojas y escaparon.
    Los otros dos custodios fueron llevados en calidad de presentados a la procuraduría mexiquense para que rindan su declaración.
    Hasta el momento, las autoridades desconocen el paradero del comando que rescató al interno que se encontraba bajo proceso por los delitos de secuestro, homicidio, extorsión y robo con violencia. (Con información de Ezequiel Flores Contreras).

Comentarios