STPS desconoce a Gómez Urrutia como líder minero

jueves, 15 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 15 de julio (apro).- La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) negó la toma de nota a Napoleón Gómez Urrutia como secretario general del sindicato minero.
    La dependencia encabezada por Javier Lozano Alarcón argumentó, a través de un comunicado, que el sindicato minero incumplió sus estatutos y la Ley Federal del Trabajo al designar directivos, modificar sus reglas y registrar un nuevo padrón de agremiados.
    El 19 de mayo, el sindicato minero presentó la solicitud de reconocimiento ante la STPS.    
    La Secretaría informó que en la Convención General Ordinaria de 2010 no se reunió el quórum previsto en los estatutos sindicales.
     “Como resultado de un cuidadoso análisis a la documentación exhibida por el Sindicato Minero, la DGRA (Dirección General de Registro de Asociaciones), como autoridad registradora, determinó negar la toma de nota respecto de los acuerdos emanados de la XXXVI Convención General Ordinaria, celebrada los días 3, 4 y 5 de mayo del presente año, por las razones que más adelante se señalan”, argumentó la STPS.
Agregó que en su momento fueron identificadas “graves irregularidades” en la convocatoria y las actas derivadas de la referida Convención General Ordinaria, al igual que en los padrones de agremiados.
    Destacó irregularidades en las convocatorias de las 18 Secciones y una fracción del Sindicato Minero por supuestas sanciones que representan alrededor de 13 mil agremiados; además, convocó a las secciones 17, 65 y 201 que tenían impedimento para participar en la Convención General por encontrarse en huelga (artículos 105 y 251 Bis de los estatutos sindicales).
     Además, señaló que no acreditó a los delegados de manera debida, tampoco está autorizada el acta de modificación de estatutos por las autoridades sindicales, los 56 padrones de socios exhibidos para su actualización no comprenden a la totalidad de los agremiados y, en algunos casos, no se encuentran firmados por los funcionarios sindicales facultados, entre otras anomalías.
     En cuanto a la petición de que “se ratificara” a Napoleón Gómez Urrutia como secretario general para el ejercicio social 2008-2014, resolvió que era improcedente porque se negó la toma de nota desde el 24 de junio de 2008, misma que se encuentra sub júdice, es decir, sujeta a juicio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
    Pese a los argumentos, la dependencia expresó que no se involucra en la vida interna de los sindicatos:
    “La Secretaría del Trabajo y Previsión Social expresa, nuevamente, su pleno respeto a la libertad y autonomía sindical, y reitera que su actuación se apega estrictamente a lo dispuesto por la Constitución General de la República, la Ley Federal del Trabajo y los estatutos que rigen la vida interna de las organizaciones sindicales.”
    Por su parte, el sindicato minero prefirió guardar silencio y no responder la decisión de la dependencia, pero en los corrillos sindicales aseguran que fue una decisión visceral del secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, por el desplegado publicado este jueves, donde se  informa que se terminaron de manera definitiva las acusaciones contra Napoleón Gómez Urrutia en Sonora, Nuevo León, San Luis Potosí y el Distrito Federal,
    Por su parte, el Frente de Renovación Nacional del Sindicato Minero, encabezado por Carlos Pavón, exincondicional de Gómez Urrutia, y la Alianza Minera Nacional dirigida por Héctor Jiménez Coronado, celebraron la decisión porque, dijeron, confirma que el dirigente del sindicato minero violó la ley.

Comentarios