Acusa Gabino Cué a Ulises Ruiz de obstruir la transición en Oaxaca

viernes, 16 de julio de 2010

OAXACA, Oax., 16 de julio (apro).- El gobernador electo Gabino Cué y la dirigencia estatal del PAN acusaron hoy al Ulises Ruiz de obstruir la transición en Oaxaca, al negarse a instalar desde ahora una comisión de entrega-recepción.
    A decir de Cué, el anuncio de que será hasta noviembre próximo cuando empiece el proceso de entrega y recepción del gobierno y el “albazo” en el Congreso local para que Ruiz mantenga el control es parte de “una estrategia para ganar tiempo (porque) la casa está sucia y (los priistas) quieren limpiarla”, dijo Cué.
    Afirmó que su equipo será prudente porque “no haremos nada que vulnere la estabilidad del estado”, aunque tam,bién advirtió que “vamos a hacer una auditoría muy transparente; no vamos a aceptar lineamientos escuetos que no son suficientes para una entrega-recepción”.
    En lo que respecta a la reforma a la Ley Orgánica del Congreso local, que la mayoría priista presentó y aprobó sin debate y sin el conocimiento de las demás fracciones parlamentarias, dijo que ese “albazo” sólo pretende beneficiar a la primera mayoría del Congreso.
“Obviamente es una jugada con el ánimo de mantener el control”, agregó.
Y adelantó: “Vamos a revisar y haremos una contrapropuesta (…) queremos una entrega-recepción pulcra y de cara a la sociedad”.
    Por lo pronto, añadió, la próxima semana se conformará una comisión ciudadana plural para que los ciudadanos conozcan la situación en la que se encuentra el estado.
Por separado, el presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, Carlos Moreno Alcántara, advirtió que la “cerrazón” de Ulises Ruiz, que a toda costa está evitando una transición transparente, pacífica y democrática, los obligará a realizar una irrestricta revisión de todas sus cuentas para fincarle responsabilidades administrativas y legales.
“Que al rato (Ulises Ruiz) no diga que es una venganza política, que no se queje, porque llegará el momento en que su gobierno concluirá, y todas sus responsabilidades no son prescriptibles”, puntualizó.
En conferencia de prensa, el panista resaltó que “Ulises Ruiz se sigue equivocando” porque “no quiere abrir la información al pueblo de Oaxaca”, y con esa actitud, añadió, sólo está abonando a que una de las agendas políticas fundamentales “sea la revisión de su administración para que se le sancione administrativa y legalmente”.
En tanto, el coordinador parlamentario del PAN y el presidente de la Comisión de Administración de Justicia de la LX legislatura local, Dagoberto Carreño y Alfredo Ahuja Pérez, respectivamente, manifestaron que la reforma que se hizo a la Ley Orgánica del Congreso local, sin consultar a las demás fracciones partidistas, “nació muerta porque no va a pasar, porque ya existe jurisprudencia al respecto y vamos a actuar por la vía legal y parlamentaria”.
Y secundaron a Gabino Cué al señalar que “Ulises Ruiz está reaccionado de una manera por demás contraria a la congruencia política, y lo único que observamos es que (en el PRI) todavía no terminan de asimilar una derrota y que están realizando cualquier tipo de acción que les permita ocultar lo inocultable y anticipar toda acción para boicotear todo tipo de ejercicio de rendición de cuentas”.
De acuerdo con los panistas, “a Ulises sí le urge sentirse protegido, y era obvio que no iban a dejar pasar la posibilidad de generar un mayoriteo para realizar este tipo de cambios; entonces, lo que observamos es una absoluta desesperación del PRI”.
Carreño y Ahuja aclararon que ellos están de acuerdo en que haya una Junta de Coordinación Política y un esquema diferente en la administración del Congreso local, pero no tolerarán que el PRI pretenda crear un instrumento disfrazado, cuando en el fondo lo que pretenden es que siga habiendo un priista con facultades plenipotenciarias.

Comentarios