Decretan alerta máxima en Juárez

viernes, 16 de julio de 2010

MEXICO D.F., 16 de julio (apro).- Luego del atentado con un coche-bomba, que dejó un saldo de cuatro muertos y 11 heridos, el alcalde de Ciudad Juárez, Chihuahua, José Reyes Ferríz, decretó alerta máxima a esa urbe fronteriza, la más golpeada por el crimen organizado.

    En conferencia de prensa, el funcionario municipal, quien, por si fuera poco, se encuentra amenazado de muerte, comentó que aparte de reforzar la vigilancia en toda la frontera con Estados Unidos, se solicitó el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública federal, para evitar que se repitan hechos como los ocurridos la noche del jueves 15.

Además, confesó que la creciente ola de violencia en Juárez “mantiene aterrada a la población”, por lo que llamó a los tres niveles de gobierno y a los diversos sectores, a unir esfuerzos para “enfrentar este fenómeno”.
Reyes Ferriz precisó también que esta mañana falleció la cuarta víctima, Guillermo Ortiz, un médico del Cuerpo de Seguridad Policial (Cipol), quien durante la explosión atendía a un hombre que en principio se pensaba era un agente de la policía municipal y resultó ser un delincuente.

           Afirmó que ese sujeto fue utilizado como señuelo o carnada por los sicarios, quienes momentos antes lo vistieron con uniforme de la policía municipal para llamar la atención de los cuerpos de seguridad.

           Añadió que, además del ese médico, murieron los dos agentes federales y el delincuente disfrazado de policía municipal.

            La mañana de este viernes, el Canal 5 de Ciudad Juárez difundió imágenes del momento en el que estalló el coche-bomba que ya incluso circulan en internet.

           Además, la televisora informó que el grupo delictivo La Línea se adjudicó el ataque mediante una “narcopinta” aparecida cerca del lugar de la explosión.

    Más tarde, la SSP federal, dio algunos datos sobre la detención de Jesús Armando Guerrero El 35, a quien identificó como uno de los principales operadores del brazo armado del cártel de Juárez.

    Según la PGR, la detención de ese delincuente fue lo que propició el atentado con un coche-bomba en Juárez.

En un comunicado, la dependencia detalló que Armando Acosta se dedicaba al tráfico de droga, así como a ejecutar y , "levantar" personas, entre otras actividades delictivas dentro de la organización.

Además, informó que estuvo preso en el Cereso municipal de Juárez en los años de 1999, 2004 y el pasado 19 de febrero por delitos contra la salud.

De 35 años y originario de Ciudad Juárez, El 35,recibía órdenes directas de José Antonio Acosta Hernández El Diego, segundo en la estructura de La Línea, bajo el mando directo de Juan Pablo Ledezma,El JL, lugarteniente de Vicente Carrillo Fuentes.

Según la SSP, Armando Acosta es el responsable de coordinar y operar diversas actividades relacionadas con la delincuencia organizada, secuestros, extorsión, retenes, tráfico de droga en la zona centro de Ciudad Juárez y Anapra, así como en bares de la ciudad como el "Arriba Chihuahua", "V-Bar", "Mirage", "Club 16", "Aristos", "El Rodeo" y "El Ghost".

También es responsable de planear y ejecutar los asesinatos contra integrantes de grupos rivales con los que disputa la plaza de Ciudad Juárez, principalmente la pandilla denominada "Artistas Asesinos" y/o "AA", al servicio del Cártel de Sinaloa, ocasionando la ola de violencia que se vive en esa ciudad.

Asimismo, se sabe que ha participado en al menos 25 ejecuciones, siendo la ultima la de dos sujetos pertenecientes a Los Mexicles, brazo armado del Cártel de Sinaloa, hecho que ocurrió atrás del S-Mart de Ejército Nacional, en Ciudad Juárez.

Por instrucciones directas de José Antonio Acosta Hernández El Diego ordenó las "narcopintas" en las que aparecían amenazas contra la Policía Federal.

Y se encargaba de coptar autoridades de los tres niveles de gobierno, con el propósito de obtener protección institucional e información privilegiada en contra de su organización criminal.

Para ello, pagaba una cuota semanal de 16 mil 500 por célula, cantidad que era entregada a una persona identificada como La Leyenda, encargado de hacer llegar el dinero a las autoridades.

Comentarios