Guerra antinarco ha dejado un saldo de 24 mil 825 muertes: PGR

viernes, 16 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 16 de julio (apro).- La guerra contra el narcotráfico ha dejado en los últimos 42 meses 24 mil 825 víctimas, informó hoy el titular de la Procuraduría General de la República, Arturo Chávez Chávez.
En conferencia de prensa, el funcionario federal detalló que sólo en 2010 han muerto 7 mil 048 personas, de acuerdo con el recuento que hizo el gabinete de seguridad nacional hasta el corte semanal más reciente.
Según Chávez, los datos incluyen tanto las muertes entre grupos rivales como los fallecidos en enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y presuntos delincuentes.
En abril pasado, el mismo mes en que el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, habló de “daños colaterales” al referirse a la muertes de civiles a causa de la guerra antinarco, Calderón afirmó a legisladores que durante su gobierno habían muerto 22 mil 700 personas en hechos relacionados con la delincuencia organizada.
En tres meses, el número de víctimas aumentó a 24 mil 826 por los 2 mil 126 nuevos casos registrados en ese lapso.
De acuerdo con Chávez, la mayor presencia de las fuerzas federales provocó que muchos grupos de narcotraficantes se dividieran o perdieran el control de territorios y que se desplazaran a otras zonas, donde ahora se enfrentan con organizaciones que antes tenían el dominio.
Las acciones de la fuerza pública "están obligando a las organizaciones a modificar su estrategia", agregó.
En Ciudad Juárez, considerada la ciudad más violenta del país, con unos 2 mil 660 asesinados el año pasado, "las pandillas se están matando en donde se encuentran", señaló el titular de la PGR.
Y explicó que las autoridades tuvieron que intervenir con la fuerza pública para cortar la "hemorragia" y frenar el "avance vertiginoso" que estaba teniendo el crimen organizado en muchos municipios del país.
Las decisiones han sido "correctas", indicó Chávez, aunque descartó que el problema quede resuelto antes de que termine el gobierno de Calderón, en dos años. La solución llevará más tiempo y "más temprano o más tarde vamos a llegar a buen puerto", agregó.
En la etapa actual, manifestó, se está tratando de pasar de "cortar la hemorragia" a la "curación propiamente dicha" y atacar las causas, tanto sociales, económicas u otras, que hacen que haya "tanta cantidad de jóvenes dispuestos a involucrarse en el crimen organizado".
En abril pasado, en la inauguración del Virtuoso Simposium 2010, el Ejecutivo aseguró que 90% de las muertes violentas que se registran en el país corresponden a miembros del crimen organizado, un 5% son policías o soldados y el resto son ciudadanos inocentes.
En este contexto, Calderón Hinojosa aseguró que los criminales no atacan a la ciudadanía y menos a los turistas que visitan México.
"Más del 90% de esos homicidios obedecen a lucha de cárteles contra otros, ha habido policías y soldados caídos en el cumplimiento de sus labores, no llegan al 5% esas muertes, y son muchos menos los civiles inocentes atrapados en el fuego cruzado, son realmente los menos, aunque los casos son muy penosos", dijo.

Comentarios