Sicarios rescatan a dos compañeros heridos; los llevaban a un hospital

viernes, 16 de julio de 2010

MONTERREY, N.L., 16 de julio (apro).- Un grupo de sicarios rescató a dos de sus compañeros heridos, cuando eran trasladados en una ambulancia al Hospital Universitario.
           Los hechos se registraron la medianoche de ayer cuando cuatro personas fueron objeto de una agresión, en la que hubo disparos y granadas de fragmentación. Esas personas se encontraban a un lado de una camioneta blindada, que estaba en el estacionamiento de una tienda de conveniencia, ubicada en el cruce de República Mexicana y Juan Pablo II, en la colonia Las Puentes, en el municipio de San Nicolás.
          En el lugar resultaron heridos de bala dos hombres, mientras que una mujer recibió diversos golpes. Otra persona, que pidió ayuda a una ambulancia, se retiró del lugar.
           Al lugar llegaron patrullas de la policía preventiva de San Nicolás y un vehículo de la empresa privada Emergencias Médicas, marcado con el número 10, con paramédicos que atendieron a los tres heridos.
           Al parecer, las cuatro personas salvaron la vida al meterse en la camioneta blindada en la que se transportaban. El vehículo presentaba centenares de impactos de bala en la parte frontal y en los costados. También había restos de granadas de fragmentación.
           Debido al número de casquillos encontrados a un lado de la camioneta, se presume que los heridos repelieron la agresión e hicieron huir a sus atacantes.
           Con los tres heridos y paramédicos a bordo, la ambulancia se trasladó al Hospital Universitario. Sin embargo, ninguna patrulla la escoltó.
           Según versiones de medios de comunicación, cuando la ambulancia circulaba por la calle Fidel Velázquez, uno de los heridos amenazó al chofer y tomó su lugar. En el cruce con Lincoln, en Monterrey, cambiaron posición y enfilaron hacia el poniente de la ciudad, donde fueron interceptados por los ocupantes de otros automóviles.
          Los heridos se pasaron a los otros vehículos, al parecer de personas conocidas, quienes se los llevaron con rumbo desconocido.
          Los socorristas fueron abandonados ilesos.

Comentarios