Cayetano Cabrera pide audiencia a Calderón; Segob lo invita a dialogar

lunes, 19 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 19 de julio (apro).- Completamente debilitado tras 86 días en huelga de hambre, Cayetano Cabrera Esteva pidió hoy una audiencia al presidente Felipe Calderón.
El es el único, dijo, que puede resolver el conflicto del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).
En una carta leída desde la carpa 5, donde pasa ya la mayor parte del tiempo conectado a un tanque de oxígeno, el huelguista exigió una solución para que los electricistas recuperen su empleo y tengan como patrón sustituto a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
En la misiva, pidió a Calderón que reciba a los electricistas y al comité central del SME, encabezado por Martín Esparza, a fin de buscar una solución a la crisis de los trabajadores, pues de lo contrario, indicó, él está decidido a seguir con la huelga de hambre, aunque eso le cueste la vida.
Esta mañana, la conferencia del SME, que encabezó su dirigente Martín Esparza en el Zócalo de la ciudad de México, tuvo que interrumpirse, debido a que Miguel Ángel Ibarra, otro de las 14 trabajadores que se encuentran en huelga de hambre, sufrió un desmayo después de 82 días de no tomar alimentos.
Ante el nerviosismo y llanto de la familia de Ibarra, que se encontraba en el lugar, aquel fue llevado del punto de donde se realizaba la conferencia a una de las camas del campamento del Zócalo para ser atendido. Minutos más tarde recuperó el conocimiento, luego de sufrir un síncope cardíaco, según el médico del SME, Alfredo Verdiguel.
En tanto, la Secretaría de Gobernación (Segob) solicitó por cuarta vez al SME que levante la huelga de hambre de Cayetano Cabrera y Miguel Ibarra y permita que personal del IMSS les proporcione atención médica.
En una carta dirigida a Martín Esparza, el subsecretario de Gobierno de la Segob, Roberto Gil Zuarth, destacó que esas expresiones de protesta resultan desproporcionadas “cuando existen los cauces legales para defender los derechos laborales de los extrabajadores y de los sindicatos”.
Esparza, en tanto, responsabilizó a Felipe Calderón de lo que pueda suceder a los trabajadores de LFC en huelga de hambre, luego de lo cual demandó devolver la fuente de empleo a los casi 17 mil electricistas que no se han liquidado.
Esta tarde arribó al campamento del SME América del Valle, hija de Ignacio del Valle, líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, y agradeció la dignidad mostrada por los electricistas. “Cuando decidieron no autoexitinguirse fue una gran ventana. No tengo más que mi lucha, mi agradecimiento”, dijo.

cvb
--fin de texto--


Comentarios