Investiga la CNDH agresión de agentes del INM contra periodista en Puebla

lunes, 19 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 19 de julio (apro).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) abrió una investigación contra funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) que agredieron y detuvieron al periodista Irineo Mújica Arzate y a un asistente de éste durante una redada antiinmigrantes, el viernes pasado en el estado de Puebla.
En un comunicado, la CNDH agregó que está al pendiente de la integridad física de Juan de Dios García Davish, comunicador que colabora con Mújica Arzate en la elaboración de un documental sobre indocumentados centroamericanos.
El organismo señaló que el viernes 16 de julio recibió una queja telefónica por la agresión contra el periodista durante una redada contra inmigrantes centroamericanos realizada en la comunidad de San Antonio Xicotenco, municipio de Soltepec, en Puebla.
Mújica Arzate viajaba en un tren a bordo del que estaban también los indocumentados, y cuando inició el “operativo de aseguramiento de migrantes centroamericanos”, empezó a grabar los hechos, “lo que ocasionó molestia en el personal del INM, que lo agredió físicamente y le quitó la cámara de video”.
Por mediación de la CNDH, se indicó, Mújica Arzate recibió atención médica de urgencia y fue trasladado a una clínica ubicada en el municipio de San Salvador El Seco, en Puebla.
Una vez dado de alta, el periodista “decidió manifestarse pacíficamente frente a las instalaciones del INM en la ciudad de Puebla, de donde fue retirado la tarde del sábado 17, dos horas después de iniciada la protesta”.
La CNDH resaltó que por la disolución de la manifestación, también indaga a agentes municipales de Puebla, y asesoró al periodista para que “obtuviera su libertad, lo que ocurrió en breve plazo y sin penalización debido que el comunicador no cometió falta administrativa”.
El caso de Mújia Arzate se suma a los 30 expedientes abiertos por la CNDH por agresiones contra periodistas en lo que va del año.
De acuerdo con información del organismo, en lo que va del sexenio de Felipe Calderón se incrementó de manera considerable el número de investigaciones sobre abusos contra periodistas.
El año 2006 cerró con 74 expedientes; un año después, fueron 84; en 2008, la CNDH integró 80 investigaciones y en 2009, 83.
En días anteriores, tres periodistas de Tamaulipas fueron agredidos por efectivos del Ejército Mexicano cuando los comunicadores cubrían un operativo contra la delincuencia organizada.
La agresión a los periodistas Abisaid Rubio y Ricardo Ramírez, corresponsal y camarógrafo de Televisión Azteca, y Antonio Neftalí Gómez, de Radio Voz, derivó en una postura reprobatoria por parte de la CNDH.
El domingo 18, el organismo reconoció que “el periodismo en México vive hoy en día una época difícil al ser los comunicadores blanco de diversos hechos de violencia como amenazas, violación al derecho a la libertad de expresión, lesiones, intimidación, detención arbitraria, desaparición forzada y pérdida de la vida”.
La CNDH agregó que “por una parte están quienes desde los puestos de responsabilidad pública no aceptan el escrutinio periodístico sobre su desempeño, pero también los que, dedicados a actividades ilícitas, pretenden acallar la posibilidad de verse descubiertos por la opinión pública”.

jpa
---FIN DE NOTA---
/v/v/

EOF

Comentarios