Navarrete pide apoyo en Ginebra contra Ley Arizona

lunes, 19 de julio de 2010

MEXICO, D.F., 19 de julio (apro).- El presidente del Senado, Carlos Navarrete, pidió a los líderes que participan en la Tercera Conferencia Mundial de Presidentes de Parlamento, respaldar públicamente el rechazo de México a la ley SB1070, conocida como Ley Arizona, con la que se pretende criminalizar la migración en esa región.

Durante su participación en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza, Navarrete afirmó que se trata de una “ley racista”, que inclusive fue impugnada ante la Corte por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con el fin de que se suspendiera su aplicación.  

Navarrete, quien realiza una gira por países de Europa, dijo: “En el estado de Arizona se ha aprobado una ley, y hay otros estados que pretenden hacer lo mismo. Esa ley criminaliza a los inmigrantes por su aspecto, su idioma o su color de piel. Es una ley racista que pretende expulsar de ese estado de la Unión Americana a cientos de miles de inmigrantes con sus familias".

En el acto, Navarrete pido a los presidentes de los parlamentos reunidos en la sede de la ONU “una expresión de respaldo a esta decisión de impugnar la ley racista en Arizona, para que se evite la criminalización de los inmigrantes".

Señaló que actualmente hay cerca de 11 millones de inmigrantes en Estados Unidos sin documentos, a la espera de una reforma migratoria que regularice su situación. 

Además, Navarrete solicitó a los líderes parlamentarios respaldar la demanda para que se abra la posibilidad de una reforma migratoria en el Congreso de Estados Unidos.

"Hacerlo será una señal muy importante en muchas partes del mundo, para que el de la inmigración sea un tema que coloquemos en la agenda de nuestros parlamentos", indicó.

Por otra parte, el también coordinador de los senadores del PRD reconoció que los legisladores son “mal vistos” y mal calificados por la ciudadanía.

Admitió que la calidad de la democracia representativa de varios países aún genera enormes críticas de la población, y dijo:

"Desde la última conferencia a la fecha, no se ha mejorado la calificación de los legisladores de acuerdo con la opinión de nuestros ciudadanos. A pesar de ello, la vida parlamentaria en nuestros países sigue siendo indispensable para garantizar una plena vida democrática".

Navarrete cuestionó si los gobiernos y parlamentos realmente se han esforzado para avanzar en el cumplimiento de los llamados "Objetivos de Desarrollo del Milenio", declaración realizada por 189 países en año 2000.

"¿Los parlamentos que nosotros presidimos están cumpliendo con su obligación de cuidar los presupuestos nacionales para que haya transparencia en su gasto y haya rendición de cuentas? ¿Estamos legislando para ello o estamos faltando a nuestras responsabilidades?", preguntó.

Comentarios