CDHDF llama a la conciliación al SME y al gobierno federal

martes, 20 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 20 de julio (apro).- El consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Manuel Fuentes Muñiz, instó hoy al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y al gobierno federal a buscar solución al conflicto derivado de la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), a través de la conciliación y no de la imposición de medidas.
    Fuentes Muñiz sostuvo que la negativa de las autoridades federales a reconocer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como patrón sustituto agrava el problema al cancelar toda opción de contratación con el reconocimiento de su antigüedad y prestaciones sociales para los integrantes del SME.
    “Son tiempos de modificar la estrategia y caminos en la pelea por el reconocimiento del patrón sustituto, que vislumbra amplias posibilidades de éxito. Todo ello requiere también de organización técnico legal que oriente a los agremiados y transparente la información para dar seguridad en los caminos a seguir”, enfatizó en entrevista.
    Fuentes Muñiz, quien encabeza la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), dijo que se han destinado contra los integrantes del SME recursos de manera ilegal e indiscriminada para desprestigiarlos y ofrecer liquidaciones superiores a la ley para intentar vencerlos.
    “La dignidad de los hombres y mujeres que ahora se expresa en su resistencia en defensa de su sindicato, su contrato colectivo, su derecho a recuperar el empleo es una acción que debe apoyarse sin límite alguno”, enfatizó.
         Sin embargo, afirmó, no es justificable poner en riesgo la vida y la salud donde los afectados directos serán las y los huelguistas de hambre, sus familias, sus compañeros y el movimiento en general.
         Destacó que son 14 huelguistas de hambre miembros del SME, 11 hombres y tres mujeres, quienes poniendo en riesgo su vida y salud defienden su derecho al empleo y a su organización sindical.
         El presidente de la ANAD expuso que en las últimas horas se incrementó la tensión del conflicto luego del anuncio de los integrantes del SME, Cayetano Cabrera y Miguel Ángel Ibarra, de continuar su ayuno hasta recuperar su empleo, a pesar de diversas solicitudes respetuosas para que levanten su huelga de hambre, sin desistir de su lucha y continuarla por otras vías, como las expresadas por el obispo Raúl Vera, el sacerdote Carlos Rodríguez y Cristina Ahuerbach, entre otros.
         Sostuvo que el gobierno capitalino no puede estar al margen del conflicto porque le corresponde gestionar ante la administración federal una solución definitiva, y sumarse a las peticiones de los sindicalistas electricistas, quienes también habitan y transitan en la Ciudad de México.