Violencia contra uniformados: matan a cinco en Colima, Morelos y Guerrero

martes, 20 de julio de 2010

MÉXICO, DF, 20 de julio (apro).- La violencia vinculada al crimen organizado centró sus acciones este día contra dos jefes policiacos, un agente ministerial y dos policías municipales en los estados de Colima, Morelos y Guerrero.
    En la primera entidad, un comando ejecutó hoy al director operativo de Seguridad Pública de Manzanillo, José Ángel Ceballos Macías, quien apenas tenía tres meses de haber asumido el cargo.
Aunque el suceso se produjo alrededor de las diez de la mañana, hasta esta tarde no se había emitido información oficial al respecto. Sin embargo, según datos recabados de manera extraoficial, el jefe policiaco fue asesinado al abordar un vehículo afuera de su domicilio, en el fraccionamiento Valle Dorado.
Tras el atentado, en el que la víctima, de 30 años, recibió decenas de proyectiles de arma de fuego, los cuerpos de seguridad desplegaron un operativo de búsqueda y, horas después, trascendió que fueron hallados dos de los vehículos en los que presuntamente viajaban los pistoleros, entre ellos una camioneta sin placas y un automóvil compacto.
Así mismo, en la capital del estado se reunió de manera extraordinaria el gabinete estatal de seguridad en la Casa de Gobierno para analizar la situación de la violencia en Colima.
Entre otros acuerdos, se decidió incrementar las tareas de inteligencia contra el crimen organizado, investigar las amenazas contra elementos policiacos y fortalecer las estrategias de seguridad de los funcionarios de primer nivel, en particular de los relacionados con las áreas de procuración de justicia y seguridad pública.
En el último mes, fue arrojada una granada contra las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en Manzanillo; fue baleada una caseta de vigilancia en la población de El Colomo, con un saldo de dos policías municipales heridos, y fue atacado a balazos un comandante de la Policía Municipal del municipio de Villa de Álvarez.
    Por otra parte, en Morelos, la mañana de este martes, un comando interceptó y masacró a dos policías municipales que viajaban en una patrulla oficial en plena zona urbana de Cuernavaca.
    El ataque contra los uniformados se produjo poco después de las 9:30 horas en la parte norte de la ciudad sobre la carretera Cuernavaca-Tepoztlán, a la altura de las oficinas de la delegación estatal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Sedesol local, y a escasos 50 metros del cuartel de la 24 Zona Militar, indica un reporte oficial.
    Los policías acribillados fueron identificados como Víctor Diego Navarrete y Elías Rea Valdez, quienes tripulaban la patrulla 02871 del ayuntamiento de Cuernavaca.
    En el lugar, se encontraron decenas de casquillos percutidos y, a pesar del dispositivo de seguridad que se desplegó luego del crimen, las autoridades locales y federales no han localizado a los agresores.
     En la zona, conocida como la glorieta de la Paloma de la Paz, están instaladas cámaras de vigilancia que, sin embargo, no funcionaban al decir de la autoridad.
Este hecho de violencia ocurre a unas horas de que en esta ciudad fueron atacados dos inmuebles con granadas, sin que se registraran víctimas fatales y de que aparecieran varias mantas en distintos puntos de Cuernavaca, donde persiste la pugna entre los narcotraficante Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, y Héctor Beltrán Leyva, El H, por el control de las plazas de Guerrero y Morelos.
En conferencia de prensa, el secretario de Seguridad Municipal, Rogerio Sánchez Gatica, aceptó hoy que la policía a su cargo “carece de elementos para poder enfrentar a la delincuencia”, aunque dijo que pondrán todo su empeño en este caso.
    Mientras tanto, en Chilpancingo, Guerrero, un jefe policiaco y un agente ministerial resultaron heridos durante un ataque armado perpetrado por un comando en plena zona urbana de esta capital.
    Los hechos se registraron cerca de las cuatro de la tarde sobre el carril sur-norte del bulevar Vicente Guerrero, a la altura de la terminal de autobuses, cuando sujetos armados a bordo de dos camionetas rafaguearon el vehículo donde viajaba el fiscal estatal para delitos graves en la Zona Centro, Jesús Miranda Rodríguez, y dos de sus escoltas, quienes repelieron la agresión.
    Miranda Rodríguez y el agente ministerial Andrés Dillanes quedaron lesionados, mientras que el tercer escolta --una mujer-- resultó ileso. Los heridos fueron trasladados a un hospital privado, informó el director de la Policía Ministerial, Fernando Monreal.
    Los atacantes huyeron rumbo al norte de la ciudad y en el lugar quedaron esparcidos decenas de casquillos que utilizan los rifles AK-47 y AR-15.
    Por otra parte, en Chihuahua, elementos policiacos hallaron anoche a dos hombres asesinados, uno en Ciudad Juárez y otro en la capital, reportó la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.
    En Juárez, aproximadamente a las 23:00, el cadáver de un hombre decapitado fue localizado atado a la reja de una vivienda del fraccionamiento Los Nogales.
    El cuerpo estaba sobre la calle Del Ejido y Río Júcar y, a unos metros, en la calle Plan de Guadalupe, hallaron la cabeza.
    Mientras, en la ciudad de Chihuahua agentes policíacos localizaron el cuerpo de un hombre en avanzado estado de descomposición, cerca de la carretera libre a Juárez, a la altura del kilómetro 6, en el área conocida como Las Curvas del Perico.
    Ambos cadáveres fueron trasladados al Servicio Médico Forense y hasta el momento no han sido identificados por la Procuraduría General de Justicia del Estado.
    En tanto, en Tamaulipas, una granada fue arrojada anoche por desconocidos en la Unidad Deportiva Benito Juárez, en Nuevo Laredo, dejando un saldo de al menos cinco personas heridas, según los primeros reportes.
    El incidente ocurrió cerca de la medianoche, cuando un artefacto hizo explosión en las gradas de la cancha de futbol rápido en la unidad ubicada en avenida Porfirio Díaz y Lincoln, mientras varios espectadores estaban en el lugar.
    Militares y policías municipales llegaron al lugar de los hechos, ubicado al oriente de la ciudad, para realizar la investigación.
    Aunque no se proporcionó información oficial, trascendió que cinco personas lesionadas fueron trasladadas a la Cruz Roja.
    Los reportes también indican que un menor de edad fue llevado al Hospital General, donde presuntamente falleció, aunque esto no ha sido confirmado por las autoridades.
    Autoridades dijeron desconocer el motivo por el que se lanzó la granada en ese lugar (con información de Pedro Zamora,
Ezequiel Flores y Nadia Piemonte).

Comentarios

Otras Noticias