Balaceras y granadazos dejan nueve muertos en cuatro estados

miércoles, 21 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 21 de julio (apro).- Balaceras, ataques con granada y asesinatos a mansalva se multiplicaron en las últimas 24 horas en los estados de Morelos, Jalisco, Chihuahua y Nuevo León, con saldo de al menos nueve personas muertas y media docena de lesionados.

En Cuernavaca, Morelos, la madrugada de este miércoles más de diez casas y negocios de la colonia Carolina fueron baleadas por un comando, aunque no se reportaron víctimas.

Según policías municipales, el grupo de sicarios que se trasladaba en automóviles oscuros, disparó contra viviendas de la calle Libertad de la colonia Carolina, en donde intentaron incendiar una vivienda y secuestrar a su propietario.

El ataques a los inmuebles se produjeron poco después de las 4:00 horas de hoy, coincidentemente, horas después de que fueran acribillados dos policías municipales, a unos metros de su cuartel y de la 24 Zona Militar, y a unos metros de la Paloma de la Paz.

En la ciudad de Guadalajara, al filo de la 13:00 horas de este miércoles, un sujeto lanzó una granada de fragmentación y dejó heridos de gravedad a dos personas en Lomas de Polanco, al sur de Guadalajara, mientras que horas más tarde, dos personas fueron ejecutadas afuera de una cremería en la calle Salvador Orozco Loreto de la colonia Las Huertas, en Tlaquepaque.

Las víctimas de la doble ejecución, según testimonios eran dos jóvenes inocentes que se cruzaron en el camino de los agresores. Al parecer los sicarios iban en contra de los ocupantes de una camioneta Ford, F150 que se encontraba afuera de un negocio, donde trabajaban los hermanos Juan Pablo Sáenz Fonseca, de 28 años, y Héctor, de 33.

En tanto, al sur de Guadalajara, en la colonia Lomas de Polanco, la explosión de una granada de fragmentación dejó gravemente heridos a Juan Ramón Salazar  Macias, de 35 años de edad, y al menor Brandon Salazar Macías, de 9 años, quienes se encontraban en un taller de torno donde un desconocido lanzó el artefacto.

En esa misma colonia horas antes habían ejecutado a Juan Manuel Estrada Palacio. Según algunos testigos un hombre que viajaba en un taxi del sitio número 11, al llegar frente al número 2721 de la calle Carlos A. Carrillo y avenida Colón, bajó para lanzar la granada e inmediatamente subió de nuevo al taxi para darse a la fuga.

El conductor del taxi fue detenido por policías de Guadalajara unas cuadras más adelante del lugar de la explosión, mientras que el culpable de lanzar la granda, logró huir al salir corriendo del vehículo.

Mientras tanto, en Chihuahua, una balacera registrada al norte de la ciudad dejó un saldo de cuatro hombres muertos, informó la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

El hecho violento se registró durante esta tarde sobre la vialidad Los Nogales, cerca de una plaza del mismo nombre.

De acuerdo con reportes preliminares, los sicarios, quienes supuestamente vestían ropa tipo militar y viajaban en dos camionetas, comenzaron a disparar contra los hombres que quedaron muertos.

Hasta el momento, la Procuraduría del estado no ha identificado a los fallecidos ni tampoco ha aportado más detalles de este múltiple asesinato.

En tanto, en Nuevo León, un policía de Montemorelos fue ultimado anoche a balazos por desconocidos cuando circulaba en su patrulla por el centro de ese municipio de la región citrícola de Nuevo León, según reportes policiales.

El ataque, donde otro oficial resultó ileso, se registró en el cruce de las calles de Abasolo y Zaragoza alrededor de las 21:00 horas cuando un grupo armado, a bordo de varias camionetas de modelo reciente, arribaron al sitio y dispararon armas de grueso calibre contra la patrulla 817.

En el lugar quedó gravemente herido el agente José Antonio Romero Bringas, de 35 años, quien pereció minutos después en una clínica a causa de siete impactos de bala que recibió.

Su acompañante, José Manuel González, resultó sólo con rozones de bala, tras la agresión que se dio cuando daban un rondín rutinario al iniciar su guardia nocturna.

Comentarios