Sobrepoblación en cárceles del DF asciende al 70%

miércoles, 21 de julio de 2010

MÉXICO, D.F.,  21 de julio (apro).- El índice de sobrepoblación en las cárceles de la capital superó el 70% durante el primer semestre de 2010, según datos de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario del Gobierno del Distrito Federal.

Según la dependencia, de enero a junio el promedio de población en los 10 complejos carcelarios varoniles y femeniles de la ciudad de México fue de 40 mil 200 internos, lo que agravó los problemas de hacinamiento, tomando en cuenta que la capacidad instalada en los complejos penitenciarios es de 28 mil lugares.

Ante tal panorama, el gobierno capitalino proyecta ya la construcción de tres nuevos centros penitenciarios, entre ellos uno de alta y otro de mediana seguridad, en virtud de que la sobrepoblación dificulta los procesos de readaptación social en todos los niveles.

La tercera cárcel se construirá tras la demolición de la actual Penitenciaría Varonil del Distrito Federal, y se prevé que la arquitectura de ese inmueble sea vertical, con capacidad para 8 mil internos.

Además, se tiene previsto continuar con los trabajos encaminados al traslado de internos del orden federal que permanecen en cárceles capitalinas y donde se carece de las medidas de seguridad adecuadas para su custodia.

Hoy en día, en conjunto los reclusorios preventivos Norte y Oriente concentran el mayor número de internos, con casi 26 mil, equivalentes a 60% del total de los complejos penitenciarios del Distrito Federal.

En tercer sitio se ubica el Reclusorio Preventivo Sur, con cerca de 7 mil internos, mientras que el Centro de Readaptación Social Varonil de Santa Martha Acatitla registra casi 2 mil 800, y la población restante se distribuye en las otras cárceles.

 Además, los datos revelan que seis de cada 10 presos, o sea unos 24 mil 120, cumplen una pena carcelaria por el delito de robo a transeúnte, vehículo, a casa habitación y a negocio.

Le siguen los implicados en homicidio, con casi tres mil 500 personas; narcomenudeo y narcotráfico, con 2 mil 900; delitos sexuales, 2 mil 800 aproximadamente; secuestro, con casi 2 mil 200 implicados, y el resto con otros ilícitos.

En junio pasado, el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados presentó un análisis, con base en cifras de la Secretaría de Seguridad Pública y el sistema penitenciario, en el que se revela que cada recluso cuesta al erario 130 pesos diarios.

Así, la manutención de los casi 100 mil internos en México que no han recibido sentencia asciende a cuatro mil 400 millones de pesos anuales, pese a que la mayoría de los detenidos cometieron delitos menores a los 6 mil pesos y en el caso de narcomenudeo obtuvieron ganancias de menos de mil 600 pesos.

De acuerdo con el documento del CESOP, “la mayoría de los presos tienen pendientes condenas por robos simples, 25% por robos de menos de mil pesos, 50% menos de 6 mil pesos, y sólo 5% fueron encarcelados por más de 75 mil”.

En el caso de delitos contra la salud, el estudio detalló que el valor promedio obtenido por la venta de drogas es de mil 168 pesos, y sólo 10% de los casos exceden los 3 mil 900 pesos.

“En suma, los que abundan no son los grandes traficantes, sino los comerciantes pequeños y, probablemente, consumidores”, según el texto.