Suma México apoyo de 10 países contra Ley Arizona

miércoles, 21 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 21 de julio (apro).- La Tercera Conferencia Mundial de Presidentes de Parlamentos concluyó hoy en Ginebra, Suiza, con una declaración firmada por los representantes de 11 países, en la que condenan la llamada ley Arizona, que criminaliza a los indocumentados en esa ciudad estadunidense.

Presentamos nuestra fuerte condena y profundo rechazo a tal ley (...) lamentamos que esta ley tenga un espíritu racista y xenófobo que va en contra de la inmigración en general y de los migrantes irregulares en particular", dice el texto leído por el presidente del Senado mexicano, el perredista Carlos Navarrete.

La declaración suscrita por parlamentarios de Uruguay, Panamá, Ecuador, Bolivia, Guatemala, Cuba, Turquía, Senegal, Micronesia y Ghana añade:

"Expresamos nuestro más profundo compromiso en la defensa de los derechos humanos de todos, incluyendo los migrantes, independientemente de su situación migratoria".

A dicha condena se sumó también el representante de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

La ley SB1070, promulgada el 23 de abril por la Gobernadora de Arizona, Jan Brewer, y que debe entrar en vigencia el 29 de julio, declara la inmigración ilegal como un delito estatal.

El gobierno de Barack Obama impugnó el 6 de julio dicha ley, con el argumento de que  la Constitución y la ley federal estadounidenses no permiten que un estado cree su propia política migratoria.

"Es una ley racista, discriminatoria. Pretende afectar a millones de inmigrantes que están en territorio norteamericano sin documentos. Es una ley que no deber ser aceptada ni que entre en vigor", subrayó Navarrete.

En conferencia de prensa, el legislador del PRD hizo un llamado a la Unión Interparlamentaria, a la Asamblea Parlamentaria Latinoamérica-Unión Europea y al Parlamento Centroamericano para “alzar su voz contra la ley SB 1070 del estado de Arizona y cualquier otro intento de adoptar leyes discriminatorias”. 

           Al ser cuestionado sobre la falta de apoyo de los parlamentarios de la Unión Europea, Navarrete afirmó que los países europeos no se sumaron a la declaración, debido a que son naciones receptoras de migrantes, por lo que se les complica suscribir una condena a esta legislación. 

           Sin embargo, Navarrete subrayó que México logró el respaldo de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

 

Comentarios