Tercera amenaza del cártel de Sinaloa: amaga con masacrar civiles

jueves, 22 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 22 de julio (apro).- Por tercera ocasión en menos de una semana, el Cártel de Sinaloa volvió a amenazar hoy con matar inocentes en caso de que el gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, mantenga en su puesto al comandante y jefe operativo del Centro de Inteligencia Policial (Cipol), Fernando Ornelas.

En un nuevo narcomensaje dirigido directamente al mandatario estatal y al secretario de Seguridad Pública, Gustavo Zabre, el grupo ‘Gente Nueva’, brazo operativo del cártel de Sinaloa, advierte que si no remueven al mando policiaco habrá nuevas ejecuciones en la entidad.

El grupo criminal acusa a Ornelas de brindar protección al Cártel de Juárez, de ahí su petición para que lo destituyan. La semana pasada, el jefe policiaco ya recibió un mensaje directo: la granja que posee en el ejido Ocampo, sobre la autopista a Ciudad Juárez, fue incendiada por varios sujetos que pintaron leyendas amenazantes en las bardas del inmueble, imputándole la protección a un grupo criminal.

El pasado martes 20, el cártel de Sinaloa, que dirige Joaquín El Chapo Guzmán, exigió remover de su puesto a Ornelas, porque de lo contrario, advirtió, seguirán muriendo “inocentes”.

La narcomanta, colocada poco antes de las 2:00 horas en un puente de las Avenidas División del Norte y Tecnológico, en el área del Instituto Tecnológico de Chihuahua y de la Escuela Primaria Carmen Romano, decía a la letra:

"Sr. Gobernador Lic. Reyes Baeza, Gustavo Zabre SSPE no queremos matar inocentes, pero si Fernando Ornelas no es removido (...) vamos a matarlos a todos (...) aunque traiga sus escoltas".

Y dos días antes sicarios de la Línea, el brazo armado del Cártel de Juárez, el mismo que se reivindicó el atentado del pasado jueves 15, amenazaron con colocar otro coche-bomba en los próximos 15 días, en caso de que las autoridades policiacas no actúen penalmente en contra de los “federales corruptos”, a quienes acusaron de brindar protección a la gente de Joaquín El Chapo Guzmán.

Dirigido al FBI y a la DEA, el narcomensaje apareció el pasado domingo 18 en la barda de una escuela primaria ubicada en las calles de Jesús Escobar y Municipio Libre, colonia Leyes de Reforma, de Ciudad Juárez, Chihuahua.

En el mensaje se leía:

“FBI y DEA, pónganse (sic) a investigar a las autoridades que le dan apoyo al cártel de Sinaloa, porque si no les vamos a poner carros bomba a esos federales.

 “Si en 15 días no hay respuesta de detención de federales corruptos vamos a poner un carro con 100 kilos de C-4”.

Comentarios