Desmantela SME campamento del zócalo

viernes, 23 de julio de 2010

MÉXICO, DF, 23 de julio (apro).- Después del acuerdo alcanzado esta madrugada entre la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que encabeza Martín Esparza, y el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, con el que se puso fin a la huelga de hambre de los electricistas, un grupo de trabajadores comenzó a desmontar el campamento instalado en el Zócalo capitalino hace tres meses.

La limpia incluyó las carpas colocadas alrededor del campamento y que entre, otras funciones, sirvieron para la venta de productos de todo tipo, entre ellos prendas de vestir y artículos “pirata”.

Hugo Comesaña, coordinador del campamento y miembro de la Comisión de Justicia del SME, comentó que la lluvia interrumpió sus faenas, pero que confiaban en que esta misma noche habrán desalojado la Plaza de la Constitución.

La jornada de limpieza inició poco después de las 10:00 horas, cuando un grupo de electricistas lanzó consignas y agradeció a los transeúntes el apoyo recibido: “Aquí se ve la fuerza del SME”, “aquí se ve la fuerza del SME”, fue su grito de lucha.

Más tarde, alrededor de las 13:00 horas, arribó a la explanada una camioneta blanca de redilas, con un logo del SME, en donde los electricistas comenzaron a subir catres y colchonetas.

 Sin embargo, al poco rato comenzó a llover y se suspendieron los trabajos, para ser retomados después de las cuatro de la tarde.

Por cierto, la carpa más grande y la enorme lona verde que cubría las tiendas donde pernoctaban los huelguistas fueron prestadas al sindicato por el Gobierno del Distrito Federal, y será éste último el que se encargue de su remoción.

 

Una larga noche

 

Después de una prolongada reunión entre representantes del SME y autoridades federales, que inició en Gobernación el jueves por la tarde y concluyó en las primeras horas de este día, los 14 electricistas en huelga de hambre decidieron poner fin a un ayuno de tres meses.

Esparza anunció que entre los acuerdos alcanzados con los secretarios de Gobernación y del Trabajo, Francisco Blake y Javier Lozano, destaca la instalación de una mesa de diálogo al más alto nivel, la cual arrancará sus tareas el próximo lunes con el fin de alcanzar una solución al conflicto derivado de la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LGC).

Sin embargo, uno de las condiciones para pactar el acuerdo fue el levantamiento de la huelga de hambre de los electricistas.

Alrededor de las 02:00 horas de la madrugada, el secretario general del SME se dirigió a unas 2 mil personas concentradas en esos momentos en la Plaza de la Constitución, a quienes informó que “por consenso” se había decidido cesar el ayuno.

En tanto, sobre avenida 20 de Noviembre habían sido estacionadas unas 18 ambulancias.

El primero en salir fue Miguel Angel Ibarra, un trabajador de la estación de Necaxa que ya presentaba problemas de salud y quien el martes pasado resintió un síncope cardiaco.

El último ayunante en salir fue el ingeniero Cayetano Cabrera Esteva, sin embargo, lo hizo por detrás de la carpa, argumentando que, por decisión de su familia, sería ingresado a un hospital privado.

Más tarde, fuentes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) confirmaron que los otros 13 huelguistas fueron llevados al Centro Médico Siglo XXI.

Un portavoz del sindicato aclaró que “el compañero Cayetano se fue a un hospital particular por decisión propia, no quiso protagonismos, no quiso que los medios lo entrevistaran”.

Sin embargo, trabajadores consultados por Apro dieron otra versión: dijeron que Cayetano había pedido ser trasladado a su domicilio, en el municipio de Coacalco, Estado de México, donde lo cuidaría su esposa, que es enfermera profesional.

Al final, Esparza instó a los electricistas a no bajar la guardia y a mantenerse unidos para dar pasos firmes hacia la solución integral del conflicto.

Por su parte, la Segob reveló el documento que contiene los acuerdos alcanzados con el SME:

“Se instala una mesa de diálogo de alto nivel entre la Secretaría de Gobernación, la Secretaría del Trabajo y la representación del SME, la cual tendrá por objeto revisar y concretar alternativas de solución” al conflicto derivado de la extinción de LFC.

El primer punto del documento indica que “la primer reunión se celebrará el próximo lunes en la Secretaría de Gobernación”.

El segundo acuerdo señala que el SME se compromete a instar a los huelguistas Cabrera e Ibarra a levantar el ayuno y a ingresar voluntariamente a un centro hospitalario determinado por el IMSS, durante el tiempo que fuera necesario, para restablecer íntegramente su salud.

Durante el lapso que dure dicho internamiento --añade el texto-- el IMSS mantendrá informados, tanto a los familiares de los electricistas como a la representación del sindicato, sobre la evolución de sus condiciones físicas.

Finalmente, el tercer punto establece que la Segob se compromete a velar por el cumplimiento de los dos acuerdos anteriores.

 

Gobierno contratará electricistas: Amezcua

 

Por la tarde, el vocero del SME, Fernando Amescua, reveló a Radio Fórmula que el gobierno federal contratará a trabajadores de su gremio para realizar labores de mantenimiento.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el vocero informó que dicha disposición fue hecha como parte de las negociaciones entre la Segob y el SME para que los electricistas levantaran la huelga de hambre y el plantón del Zócalo del Distrito Federal.

Amezcua aseguró que el gobierno federal se comprometió ayer a dar la toma de nota a su dirigencia, encabezada por Martín Esparza, aunque el documento firmado no contiene esta prerrogativa.

Según el dirigente del SME, el acuerdo con las secretarías de Gobernación y del Trabajo contiene tres aspectos: otorgar la toma de nota a la dirigencia sindical de acuerdo con la documentación entregada ayer a las 3:00 de la tarde ante el registro nacional de asociaciones de sus más de 20 miembros y que implica el reconocimiento de la dirigencia de Esparza Flores y Humberto Montes de Oca.

En segundo lugar, dijo, el establecimiento de una mesa de alto nivel tripartita entre las secretarías de Gobernación, Trabajo y Previsión Social y la representación del SME para "regresar el empleo a 16 mil extrabajadores que no aceptaron la liquidación y en la que se planteará la figura bajo la cual los sindicalizados podrán iniciar trabajos de reparación y mantenimiento a las instalaciones que así lo requieran para garantizar el servicio de energía eléctrica".

Por separado, el líder disidente Alejandro Muñoz aseguró que el subsecretario de gobierno de la Segob Roberto Gil le confirmó que Martín Esparza aceptó retirar el plantón del Zócalo a cambio de que le reconociera la toma de nota en el SME