Vaticano da poder absoluto a De Paolis sobre los Legionarios

viernes, 23 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 23 de julio (apro).- El recién nombrado “delegado” pontificio para dirigir a los Legionarios de Cristo, monseñor Velasio de Paolis, tendrá plenos poderes para controlar la vida interna de esta congregación religiosa, de acuerdo con un decreto de El Vaticano.

El precepto, firmado por Tarcisio Bertone, secretario de Estado de la Santa sede, señala que para cumplir con su función, De Paolis será apoyado por cuatro consejeros, quienes aún no han sido nombrados.

De poco más de una página de extensión y redactado en italiano, el decreto apunta que los actuales superiores de la Legión permanecerán en sus cargos hasta que no se defina otra cosa.

La autoridad que el Papa Benedicto XVI le concedió a De Paolis, indica, es “muy amplia”, puesto que “se extiende a todo el instituto” y se “deberá ejercer en nombre del mismo pontífice”.

La tarea principal del delegado –dice– será “encaminar, acompañar y realizar la revisión de las Constituciones” de la congregación, tarea en la que deberán participar todos sus miembros.

 Y agrega al respecto:

“Se ha de constituir lo más pronto posible una comisión para las Constituciones, en los diversos niveles del instituto, con la participación de los miembros, que se han de sentir responsables de la revisión y reelaboración del propio proyecto de vida evangélica”.

El texto aclara que el poder del delegado estará por encima de todos los superiores de los diversos niveles que hay en la Legión –dirección general, provincial y local--, así como de todas las comunidades que la congregación tiene en el mundo.

Abunda:

“Tal autoridad implica todos los problemas propios del instituto religioso y puede ser ejercitada siempre que el delegado lo considere necesario para el bien del instituto mismo, incluso derogando las Constituciones”.

Sobre la permanencia en el cargo de los actuales superiores, entre ellos Álvaro Corcuera, director general, dice el decreto que, “bajo la autoridad” del delegado, “permanecen en sus oficios mientras no sea necesario proveer de otro modo”.     

Estos superiores –agrega– deberán actuar en “comunión” con el delegado, informándole sobre todos los aspectos de la Legión y sometiendo a su aprobación todas las decisiones de gobierno.

De esta manera, Velasio de Paolis controlará la admisión al noviciado, a la profesión y al sacerdocio. También controlará los nombramientos y traslados de personal, elecciones apostólicas y formativas, y tendrá el control de las cuestiones relativas a la administración de los bienes de la congregación.

Por último, el decreto indica que el delegado deberá coordinar una visita apostólica al movimiento Regnum Christi, la rama laica de los Legionarios, bajo las indicaciones del Papa.  

Comentarios