Discuten Blake, Lozano y Esparza caso del SME

lunes, 26 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 26 de julio (apro).- Alrededor de las siete y media de la noche se inició la reunión “de alto nivel” entre la Secretaría de Gobernación y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), con el fin de concretar los acuerdos pactados de palabra el pasado jueves y entregar la toma de nota a 26 líderes sindicales, a cambio de levantar la huelga de hambre de los electricistas después de 90 días.

Hasta el cierre de esta edición continuaban las negociaciones en la Secretaría de Gobernación, donde estaban reunidos José Francisco Blake y Javier Lozano Alarcón, secretarios de Gobernación y del Trabajo, respectivamente, y Martín Esparza, dirigente del SME.

 Antes de la reunión, Esparza dijo que, además del reconocimiento al SME, se negocia la creación de una empresa alterna para que los 16 mil 200 electricistas que no aceptaron su liquidación tras la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC) el 11 de octubre pasado, operen el sistema de servicio eléctrico en la zona centro del país, y manejen la fibra óptica que operaba la paraestatal.

 El primero en llegar a la reunión fue Lozano. Después lo hicieron Blake y Esparza.

A la reunión asistieron los diputados Agustín Guerrero, del PRD, y  Mario Di Costanzo, del PT.

En Gobernación se informó esta noche que no habría declaraciones y que se daría a conocer un comunicado informando sobre los resultados del encuentro.

En tanto, Cayetano Cabrera Esteva, quien permaneció 90 días en huelga de hambre, afirmó que si gobierno federal no nombra a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como patrón sustituto del SME, se volverá a poner en huelga de hambre. Dio como plazo cinco días, según un mensaje enviado a sus compañeros inconformes con la actuación de Esparza en el conflicto.