Universidades deben contribuir a eliminar violencia: Narro

lunes, 26 de julio de 2010

SAN LORENZO DEL ESCORIAL, 26 julio (apro).- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, señaló hoy aquí que las universidades pueden y deben contribuir al mejor entendimiento para disminuir la violencia.

Antes de participar en el curso de verano “Las Universidades y el Espacio Iberoamericano del Conocimiento. Una utopía posible en el horizonte del Bicentenario”, el rector de la UNAM señaló: “Las universidades pueden aportar mucho”, en el renglón de la educación, para “configurar un mejor diagnóstico y explicación de las causas de esa violencia y la inseguridad, así como buscar las mayores posibilidades para el sector de los jóvenes”.

Al referirse a la violencia en México, aseguró que el país vive un “momento delicado”, al que calificó de “grave”, aunque “no es un problema desbordado”, dijo.

El fenómeno de la violencia e inseguridad, agregó, no sólo debe resolverse con las fuerzas armadas y la seguridad pública, sino hacer un diagnóstico integral y buscar dónde está el origen y el fondo en las causas de orden social, económico, de valores y expectativas.

La violencia que hoy vive el país, añadió, afecta a toda la sociedad, los núcleos, grupos, clases sociales, “y tiene una diversificación importante y concentración entre los jóvenes”.

“Hay que entender que tenemos siete y medio millones de jóvenes que no estudian y no trabajan, y que no lo hacen porque no encuentran un espacio para estudiar y un espacio para trabajar, y allí se está generando parte de los problemas en México”, manifestó.

“¿Cómo se puede resolver esto? Necesariamente con más educación”, sostuvo Narro, y señaló que “hay muchas cosas que se tienen que dar, pero uno de los asuntos, una de las áreas que no se pueden escapar, es la educación”.

El rector de la UNAM también se pronunció porque se dupliquen los presupuestos para las universidades de América Latina en la década venidera.

Ante un grupo de corresponsales mexicanos, manifestó que “en México y América Latina en general se debe duplicar el presupuesto y la cobertura para la educación durante esta década. Este es el tamaño del desafío”.

Y comparó que mientras en las universidades de América Latina la cobertura ronda el 34%, en las de Estados Unidos, Canadá y países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) llega a 90%, como sucede con Finlandia.

“Es inadmisible que dos de cada tres jóvenes en América Latina no puedan cursar estudios universitarios”, sentenció.

 Asimismo, recordó que han cambiado los “viejos paradigmas” de la educación, cuando se pensaba en la pirámide, es decir, la base amplia de cobertura para la educación elemental, un segmento intermedio reducido, y un pequeño vértice para la elite que se formaba en la educación superior.

“Hoy esto se ha roto”, dijo, porque estamos construyendo “grandes rectángulos”, y de lo que se trata “es que toda la población reciba educación elemental, media e incluso educación superior”.

El rector consideró que las universidades, junto con los jefes de gobierno y los estados de América Latina, “México de manera indispensable”, deben hacer el esfuerzo por duplicar esos presupuestos.

“Esto pasa por comprometernos a que en esta década de 2010 a 2020 logremos duplicar la cobertura, y eso significa necesariamente para las economías de América Latina duplicar el esfuerzo presupuestario”, agregó.

En su intervención en el curso de verano, Narro se refirió a la iniciativa lanzada en 2005 durante la primera reunión de rectores de Universia, en Sevilla, España, en la que se propuso la creación de un programa de movilidad educativa, el conocido Erasmus iberoamericano, que es similar al establecido en Europa, e insistió que para ello se requiere “duplicar los presupuestos y la cobertura en esta década”.