Abandonan 8 cabezas en Durango

martes, 27 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 27 de julio (apro).- En medio del escándalo por la red de complicidades descubierta en el Cereso 2 de Gómez Palacio, Durango; del regaño público que se llevó el gobernador saliente, Ismael Hernández, por parte del vocero del PAN, Maximiliano Cortázar, quien lo urgió a emprender una purga en su administración, y del plagio de cuatro periodistas, un nuevo hecho de violencia sacudió hoy a los duranguenses: la aparición de ocho cabezas humanas en distintos puntos de la capital del estado.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), las cabezas fueron descubiertas gracias a una serie de llamadas telefónicas anónimas que recibieron. Hasta el momento, ninguna de las víctimas ha sido identificada.

El primer aviso fue recibido alrededor de las 7:00 horas. La voz anónima reportó el hallazgo de dos cabezas humanas en un puente de la carretera Durango-Ciudad de México.

Aproximadamente 45 minutos después, otra llamada puso en alerta a la policía sobre la presencia de dos cabezas más en un puente de la carretera Durango- Parral, y a los 20 minutos una llamada más avisaba sobre otras dos cabezas en la carretera Durango-Mazatlán.

Casi dos horas y media después de la primera llamada, trabajadores que limpiaban áreas verdes de la autopista Durango-Gómez Palacio encontraron las otras dos cabezas.

Según un reporte de la PGJE, "al momento no se ha hecho el hallazgo de ninguno de los cuerpos y no se cuenta con la identidad de las víctimas, todos ellas del sexo masculino y con edad aproximada de entre los 25 y 30 años de edad".

Apenas el 30 de mayo pasado fueron localizadas siete cabezas humanas en diversos puntos de la Comarca Lagunera, seis de ellas en dos municipios de Durango: Gómez Palacio (5) y Lerdo (1), y la última en Torreón, Coahuila.

Desde diciembre pasado, cuando el crimen organizado dejó seis cabezas humanas en la plaza principal del municipio de Cuencamé, a 14 kilómetros de la ciudad de Durango, no se había registrado otro hecho como el de este martes, con el hallazgo de ocho cabezas.

Tras el hallazgo, y después de que ayer se conoció que la masacre realizada en la ciudad de Torreón, Coahuila, fue cometida por reos que salían por las noches del penal de Gómez Palacio, Juan Carlos Gutiérrez Fragoso, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional (PAN) e integrante de la Coalición Durango nos Une, denunció:

“Los penales de Durango son un foco de inseguridad y corrupción. No es la primera vez que arraigan a un funcionario de alto nivel del gobierno del estado, en materia de inseguridad, por nexos con el crimen organizado”.

Luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) arraigó a la directora del penal Margarita Rojas Rodríguez, quien presuntamente era la que permitía la salida de los reos, el dirigente panista comentó que una vez más Durango da la nota roja a nivel internacional con el caso lamentable de corrupción que se vive en los penales, además de las ejecuciones cotidianas que se han presentado en la entidad, como las ocho cabezas encontradas este martes.

“Este clima de inseguridad es lamentable, no es posible que existan funcionarios coludidos con el crimen organizado. La ciudadanía está atemorizada y lo más preocupante es que estamos entrando en un clima de ingobernabilidad en el estado”, apuntó.

Gutiérrez Fragoso recordó que en marzo de 2008, en la capital duranguense, hubo un enfrentamiento entre internos que quedó en la impunidad. Un año después, en marzo de 2009, secuestraron al director del Centro de Rehabilitación Social (Cereso), Tomás Asplan. Al mes de eso, en abril de 2009, en el mismo penal de Gómez Palacio se dio otro motín con un saldo de varios muertos y heridos. Y el 17 y 18 de julio del mismo año, seis perdieron la vida y 18 resultaron con lesiones.

“Con esto se demuestra que estos penales son un foco de corrupción. No es la primera vez que hay complicidad de la autoridad con el crimen organizado”.

El panista refirió que en noviembre de 2008 exigieron la destitución del director del Cereso de Gómez Palacio, Carlos Burciaga, por corrupción, “y además exigimos al gobernador del estado una depuración de las corporaciones policiacas, incluyendo los Ceresos, pero tal parece que no se atienden estas peticiones que no son de partidos políticos, sino de la sociedad”, agregó.

Y lamentó que una vez más, con el arraigo de la directora del Cereso, del subdirector Francisco Carlos Alberto Uranga y de dos jefes de seguridad, se ponga en evidencia la complicidad con el crimen organizado. Además, agregó, esos personajes están siendo señalados como los responsables de la pérdida de más de 35 vidas en la Comarca Lagunera.

“Los centros de rehabilitación son todo, menos eso, son escuelas del crimen donde todo lo que aprenden de día, lo aplican de noche. El sistema penitenciario debe revisarse y tener un sistema transparente, un sistema donde se castigue a quienes han agraviado a la sociedad”, insistió.

Por ello, demandó a las autoridades correspondientes que investiguen a fondo esta cadena de corrupción, incluyendo a quienes nombraron a los funcionarios arraigados, “ya que la sociedad está cansada de que se comentan homicidios, ejecuciones, levantones y secuestros, y todo quede en la impunidad”.

Por la tarde, el vocero del PAN, Maximiliano Cortázar, exigió al gobernador de Durango, Ismael Hernández, indagar la red de complicidades en los reclusorios de esa entidad.

"Al gobernador de Durango, la sociedad le exige no sólo la sanción a los responsables, sino el esclarecimiento de la línea de mando y red de complicidades a las que obedecía la directora del reclusorio, aun cuando esto involucre a importantes funcionarios del gobierno estatal", apuntó.

Comentarios