Niegan participación de exactivista en secuestro de Diego

martes, 27 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 27 de julio (apro).- Felipe Edgardo Canseco Ruiz, exintegrante del desaparecido grupo guerrillero PROCUP y abogado de profesión, rechazó que su hermano Constantino Alejandro esté a la cabeza del grupo insurgente que presuntamente secuestró al exsenador panista Diego Fernández de Cevallos, como aseguran diferentes columnistas.

Constantino Alejandro Canseco Ruiz ha sido señalado como jefe del grupo armado Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo (TDR-EP) que, de acuerdo con la información difundida por los periodistas José Cárdenas, en El Universal, y Alfredo Méndez, en La Jornada, perpetró el secuestro del excandidato presidencial.

A través de una carta Canseco Ruiz –quien durante más de siete años, entre 1990 y 1997, estuvo preso por su participación en el Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo- Partido de los Pobres (PROCUP-Pdlp), del que era su vocero--, rechazó los señalamientos de los periodistas José Cárdenas y Alfredo Méndez.

Ambos periodistas escribieron que, de acuerdo con información de la Procuraduría General de la República (PGR), Constantino Alejandro es el Comandante José Antonio, líder del grupo TDR-EP, el cual se escindió del Ejército Popular Revolucionario (EPR). Este grupo, destacaron, habría perpetrado el secuestro.

En su misiva Felipe Edgardo Canseco Ruiz calificó de “absurdas y falsas” las versiones que señalan a su hermano Constantino Alejandro como “jefe militar del Ejército Popular Revolucionario”, y como el “Comandante José Arturo de la Tendencia Democrática Revolucionaria”.

Recordó que entre 1976 y 1977 su hermano Constantino Alejandro participó en “el movimiento democrático universitario en la ciudad de Oaxaca”, y a raíz de dicha participación recibió un disparo en el pecho que lesionó su corazón y un pulmón. Como consecuencia, sufrió dos paros cardiorrespiratorios.

“Las secuelas físicas de dicho percance le harían imposible hacer realidad las hipótesis policíacas”, precisó el abogado.

Advirtió que, independientemente del “rumor que propalan los organismos de seguridad del Estado mexicano”, en el país sí existen organizaciones insurgentes político militares que cuentan con miles de militantes. Son “ciudadanos que han considerado obligado engrosar sus filas en virtud de las condiciones de represión que prevalecen en México y la falta de apertura para la actividad política pacífica y dentro de los marcos constitucionales”, agregó.

El abogado, quien actualmente se desempeña como asesor de comunidades indígenas de los estados de Oaxaca e Hidalgo, destacó que desde los atentados contra los oleoductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), en 2007, “diversas corporaciones de seguridad del Estado mexicano han querido acusar a exguerrilleros”; incluso, recordó que detuvieron a Hermenegildo Torres Cruz, quien junto con otros exintegrantes de organizaciones insurgentes creó la organización política Izquierda Democrática Popular (IDP), de la que él mismo forma parte.

Además del abogado Felipe Edgardo Canseco Ruiz, también son miembros de IDP otros exguerrilleros como David Cabañas Barrientos, Hermenegildo Torres Cruz, Italo Ricardo Díaz Díaz, Pablo Torres Hernández, Bonifacio Ramírez Carmona, Rey Venegas Castro y Rubén Díaz Díaz, integran la organización política Izquierda Democrática Popular (IDP),

 

Senador Madero pide respeto

Por separado, el líder de los senadores del PAN, Gustavo Madero, pidió respetar la decisión de la familia de Diego Fernández de Cevallos para que no se involucren corporaciones policíacas en el caso hasta lograr la liberación del excandidato presidencial.

Madero aclaró, en entrevista, que el secuestro no se persigue de oficio, y mientras “no exista querella”, las autoridades no pueden investigar el secuestro de Fernández de Cevallos.

“Lamentamos mucho esta situación, y estamos respetando esta decisión de la familia para buscar la pronta recuperación de Fernández de Cevallos al seno familiar”, dijo el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado.

Confió en que así se posibilitan las negociaciones para liberar a Fernández de Cevallos, “sin dejar por un lado las investigaciones que tendrán que hacerse en su caso, en su momento”.

Enseguida aseguró que “Diego es una persona muy querida y respetada no sólo por los panistas, sino por una gran mayoría de mexicanos que han hecho patente su preocupación por su salud y que coinciden en que la prioridad es su bienestar, su salud y su vida”.

Comentarios