Calderón es tan autoritario como Chávez: Espino

jueves, 29 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 29 de julio (apro).- Luego de acusar a Felipe Calderón de usar su investidura de jefe de Estado para entrometerse en la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), lo que ha generado una “tensión internacional”, el presidente de este organismo, Manuel Espino, lo comparó con el mandatario venezolano Hugo Chávez por aplicar las mismas prácticas autoritarias.

Espino confirmó hoy lo que denunció ayer a través de una carta el senador colombiano Efraín Cepeda, aspirante a sucederlo en la presidencia de la ODCA, en el sentido de que Calderón se comunicó con jefes de Estado de América Latina para vetar esa candidatura y promover la del panista Jorge Ocejo, prominente miembro de la organización clandestina El Yunque.

“¿Quién se cree que es el presidente Calderón para estarles pidiendo a jefes de Estado o exjefes de Estado que metan las manos a un proceso democrático en la ODCA”, preguntó Espino, quien dijo que entrometerse en asuntos partidarios es una práctica autoritaria.

“Yo solamente a un jefe de Estado le había visto esas expresiones autoritarias y, por cierto, no para intervenir en una organización internacional de partidos políticos, que es a Hugo Chávez. ¿Qué pretende el presidente Calderón? ¿Rebasar a Hugo Chávez por la izquierda en esas actitudes?”, acusó.

En conferencia de prensa, a dos días de que se celebre en El Salvador el Congreso para elegir a su sucesor en la ODCA, el expresidente del Partido Acción Nacional (PAN) afirmó que la intromisión de Calderón ha llegado a “un extremo inaceptable”, porque “operó personalmente para descarrilar la candidatura del candidato colombiano”.

Detalló: “Argumentando que se estaba defendiendo un interés del Estado mexicano, Felipe Calderón llamó a varios líderes extranjeros desde Los Pinos para pedir que se votara por Ocejo. Las llamadas de Calderón a otros jefes de Estado se hicieron justamente durante los dos días en los que se anunció que tendría una agenda privada. Ya vimos a qué dedicó su tiempo.”

La intervención de Calderón en los asuntos partidistas y de la ODCA, añadió Espino antes de tomar el vuelo a El Salvador, forma parte de los “métodos impositivos y autoritarios que ya hemos visto y padecido los militantes del PAN en México. Parece que el presidente ha decidido tratar a los militantes de partidos de otros países como trata a los militantes del suyo”.

Luego de que Calderón habló con varios jefes de Estado, entre ellos Leonel Fernández, de República Dominicana, y expresidentes como Andrés Pastrana, de Colombia, Espino acusó: “Sembró una semilla de desconfianza  en nuestras relaciones con los países hermanos de Latinoamérica; el proceso fraterno y limpio que estábamos celebrando hoy se ve asediado por el recelo y la desconfianza.”

Espino, quien calificó de “indigna y autoritaria” la intervención de Calderón, advirtió que esta conducta pone en riesgo el prestigio de México ante el resto del continente:

“Nada gana nuestro presidente operando a este nivel, pero sí pierde mucho México ante los ojos de América Latina. Nuestro jefe de Estado no puede desgastarse en combatir batallas para conseguir cargos internacionales a su grupo. Es indigno de su investidura operar con objetivos de tal pequeñez”.

Espino advirtió que “Calderón quiere exportar su autoritarismo (y) amenaza con llevar las técnicas que ha impuesto al PAN al resto de Latinoamérica”, algo que no se puede permitir.

“Fui el último presidente del PAN que ganó una elección democrática. Después sólo ha habido imposiciones, designaciones, dedazos. Esa es la herencia de Calderón a Acción Nacional. Y no queremos que también deje ese triste legado a la ODCA”, sentenció.

Comentarios