Mata el Ejército a Nacho Coronel

jueves, 29 de julio de 2010

MEXICO, D.F., 29 de julio (apro).- Ignacio Coronel Villarreal, Nacho Coronel, uno de los máximos jefes del cartel de Sinaloa, murió este jueves durante un enfrentamiento con el Ejército en Guadalajara, Jalisco.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que el capo murió al resistirse a su detención, pero no presentó ninguna imagen ni del enfrentamiento ni del cadáver de Coronel Villarreal, quien era el responsable del tráfico de cocaína en el occidente del país para el cartel de Sinaloa.

Tampoco dio detalles del operativo realizado en la colonia Colinas de San Javier, de Guadalajara, y sólo informó que en la acción murió un militar y otro más resultó herido.

Se trata del primer golpe significativo contra el cartel que encabezan Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada y de la primera acción de envergadura por parte del Ejército en el gobierno de Felipe Calderón.

En diciembre pasado, fuerzas especiales de la Armada dieron muerte en Cuernavaca, Morelos, a Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, también durante un enfrentamiento, según la versión oficial.

En esa ocasión, la Armada difundió imágenes de la ejecución del jefe de Los Beltrán Leyva –exsocios del cartel de Sinaloa–, incluidas fotografías en las que aparecía su cuerpo vejado.

El subjefe operativo del Estado Mayor de la Defensa Nacional, el general Edgar Luis Villegas, informó en la ciudad de México que Nacho Coronel murió cuando se resistió durante una “operación de precisión” puesta en marcha para su aprehensión.

“Intentó evadir la acción agrediendo al personal con arma de fuego, causando la muerte de un militar e hiriendo a otro más, por lo que al repeler la citada agresión falleció el referido capo”, señaló el general Villegas al leer un comunicado de prensa en el auditorio de la Sedena.

Informó también de la detención de Irán Francisco Quiñónez Gastelum, “hombre de mayor confianza” del jefe narcotraficante, quien de acuerdo con la Sedena se refugiaba en dos casas de seguridad de la colonia Colinas de San Javier, en la capital jalisciense.

Nacho Coronel sólo se acompañaba de Quiñones para mantener un perfil bajo y no llamar la atención, aseguró.

Como uno de los principales líderes del cartel de Sinaloa, añadió, estaba a cargo del tráfico de cocaína en la “ruta del Pacífico”, que comprende los estados occidentales de Jalisco, Colima, Nayarit y parte de Michoacán.

Originario de Durango, Coronel se inició en el narcotráfico bajo las órdenes de Amado Carrillo Fuentes, El señor de los Cielos, quien murió durante una operación de cirugía plástica en 1997.

De acuerdo con la Sedena, después de la muerte de Amado Carrillo, Coronel se unió a El Chapo Guzmán y en poco tiempo se convirtió en uno de sus principales líderes junto con Guzmán Loera y El Mayo Zambada.

El gobierno de Estados Unidos había puesto precio a su cabeza al ofrecer una recompensa de cinco millones de dólares por información para su captura.

 Con la muerte de Nacho Coronel se “afecta significativamente la capacidad operativa y de trasiego de droga de la organización “Guzmán Loera”, aseguró la Defensa Nacional.

 

200 elementos del Ejército, en el operativo

 

En el operativo participaron cerca de 200 elementos del Ejército, que realizaron cateos en media docena de inmuebles de la colonia Colinas de San Javier, una de las más exclusivas de la zona metropolitana de Guadalajara.

El operativo se inició a las 13:00 horas y terminó poco después de las 16 horas. En ese lapso los militares mantuvieron cerradas a la circulación calles de esa colonia, en los cruces de Paseo de los Parques, la privada del mismo nombre y Paseo del Acantilado.

En el operativo, realizado en medio de un total hermetismo, se utilizaron vehículos pesados para el traslado de tropa y se contó con el apoyo de dos helicópteros.

La acción se registró horas antes de que el presidente Felipe Calderón llegara a Guadalajara para asistir a la ceremonia de entrega del galardón al Mérito Industrial, en las instalaciones de la Expo Guadalajara. Luego, Calderón asistió a una cena privada, a la que fue invitado por el dueño del equipo de futbol, Chivas, Jorge Vergara, en  el nuevo estadio Omnilife. (Con información de Albero Osorio Méndez)

Comentarios