Militares asesinan a niño en presunto fuego cruzado

viernes, 30 de julio de 2010

MONTERREY, NL, 30 de julio (apro).- Un niño de 7 años fue muerto a manos del Ejército cuando presuntamente su padre atacó a balazos a los militares que le marcaron el alto, el jueves por la noche en San Nicolás.

Un hermano del menor, de 3 años, fue herido y el padre, quien fue detenido, resultó ileso.

El tiroteo se registró a las nueve de la noche en el cruce de Churubusco y Ruiz Cortines, en la colonia Francisco G. Sada, en los límites del municipio Nicolaíta y Monterrey.

Según las primeras versiones, Héctor Frías Montelongo circulaba a bordo de un Mercury blanco con placas de Veracruz. En el asiento de atrás viajaban sus hijos Héctor y Alexis Frías Estrada.

No se dieron a conocer pormenores del enfrentamiento. Sólo trascendió que los militares fueron agredidos por Frías y éstos respondieron al fuego.

Cuando interceptaron el vehiculo, los efectivos del Ejército se percataron de los niños heridos y pidieron ayuda médica.

El pequeño Héctor pereció de un balazo en la cabeza y su hermano menor resultó con una herida en un brazo y es reportado estable.

El padre de los menores fue detenido por la presunta agresión a los militares y portación de arma prohibida.

La muerte de Héctor se suma a la de otra inocente, Martha Cantú Menchaca, quien la madrugada del jueves, en Cadereyta, fue alcanzada por ráfagas de pistoleros que habían asesinado previamente a un agente de Tránsito.

La compañera de Cantú, conductora de la camioneta en que viajaban, resultó lesionada. Al parecer, los delincuentes las confundieron con integrantes de un grupo rival.

 

Lanza alerta Consulado de EU

 

El Consulado de Estados Unidos en Monterrey alertó a los ciudadanos de su país que residen en la ciudad y en el distrito consular, para que se abstengan de salir de San Pedro entre la medianoche y las seis de la mañana.

La advertencia, publicada desde el miércoles en su página electrónica, se hace específicamente por el incremento de la violencia en esta localidad.

Pide a sus connacionales, principalmente al personal que trabaja en el consulado y sus familias, que se mantengan permanentemente vigilantes y alertas de lo que ocurre a su alrededor.

Se les indica que cuando circulen en coches dejen espacio para hacer maniobras evasivas, que se preparen con una ruta de escape y que estén siempre listos para huir en todo momento.

También se les insta a no proporcionar datos personales o familiares en lugares abiertos, alertar a sus parientes sobre estas medidas de seguridad e informar siempre a personas cercanas su ubicación si tienen que viajar de noche.

Comentarios