Catean casa de campaña de Xóchitl Gálvez; se llevan equipo de cómputo

domingo, 4 de julio de 2010

PACHUCA, Hgo., 4 de julio (apro).- La candidata de la coalición Hidalgo Nos Une a la gubernatura del estado, Xóchitl Gálvez, consideró que el cateo a una de sus oficinas de campaña de donde sustrajeron equipo de cómputo que serviría para
monitorear la elección, es una demostración del miedo de los priistas de perder la elección.

Después de acudir a votar a la población Tepatepec, municipio de Francisco I. Madero, acompañada de su esposo, sus hijas y los presidentes de los partidos que forman la coalición: del PRD, Pedro Porras; del PAN, Gonzalo Trejo; del PT, Arturo Aparicio y de Convergencia, Octavio Ferrer, la panista rechazó que en ese lugar hubiera personas con armas de fuego de alto calibre; eran elementos de seguridad privada contratados por el partido.

La madrugada de este domingo asesinaron al director y subdirector de Seguridad Pública del municipio de Actopan. Horas después catearon las oficinas de campaña de Gálvez ubicadas en la colonia López Portillo. Más tarde, el procurador de justicia del Estado vinculó ambos hechos por una llamada anónima que les avisó de la presencia de estos elementos armados.
Detuvieron entre 4 y 8 personas.

“No había armas largas”, destacó la panista, quien sostuvo que el diputado federal Jesús Zambrano, coordinador de la campaña, está al tanto del asunto porque cuando llegó a presenciar los hechos los policías estatales que realizaron el cateo no tenían una orden dictada por un juez.

También se refirió al hostigamiento que ha sufrido por parte de policías estatales que encañonaron a sus escoltas y a ella misma. “No tengo miedo”, dijo y sostuvo que hasta el momento la elección se desarrolla en un ambiente de paz.

“Son incidentes menores, lo importante está acá afuera, lo importante es que la gente salga porque el PRI tiene mucho miedo porque nunca habían tenido una buena candidata opositora y un mal candidato de su partido”.

Sobre el cateo a sus oficinas, comentó que tiene un servidor escondido. “Recuerden que soy ingeniero en sistemas”, señaló antes de salir de la escuela primaria Niños Héroes a donde acudió a votar en la casilla 371.

Cuando Gálvez estaba dejando la casilla comenzaron a gritar su nombre, pero fueron acallados por sus colaboradores que les pidieron guardar silencio.

El candidato priista Francisco Olvera votó en la casilla de Villas de San Javier en Pachuca.

Este 4 de julio los tuzos elegirán a nuevo gobernador y 30 diputados locales.

Comentarios