Clara ventaja del PRI en Zacatecas

lunes, 5 de julio de 2010

Zacatecas, Zacatecas. Lunes 5 de julio.- Con el 64 por ciento de las casillas computadas, la ventaja para el candidato de la Alianza Primero Zacatecas (PRI-PVEM), aventaja con el 43.8 por ciento de la votación, al candidato de la Alianza Zacatecas Nos Une (PRD-Convergencia), que registra apenas el 21.6 de los sufragios.

         Al cierre de esta edición, el candidato del PAN, Cuahutemoc Calderón, se ubica en empate técnico con su rival perredista, al registrar el 18.2 por ciento de sufragios.

         Con una jornada plagada de acusaciones, que no lograron materializarse en impugnaciones definitivas que pongan en riesgo el resultado electoral.

         En cuanto a distritos electorales, el PAN aventaja en dos distritos; la Alianza Zacatecas nos Une, en un distrito; el PT dos distritos; en tanto, el PRI-PVEM, aventaja en 13 distritos electorales, colocándose también en primer lugar en la renovación del congreso local.

         Respecto a alcaldías, el PAN consigue por lo pronto, con el conteo realizado hasta el momento, 15 alcaldías; el PRI lleva ventaja en 25; el PRD-Convergencia, en 9; mientras que el PT, en 5 municipios.

         Por lo pronto, la estadística registra una participación en torno al 57 por ciento del padrón electoral, lo que aventaja los pronósticos que proyectaban una participación no mayor del 50 por ciento.

         Con un padrón de 1 millón 112 mil electores, los zacatecanos renuevan en estos comicios la gubernatura del estado, 30 distritos locales (18 de mayoría y 12 representación proporcional) y 58 presidencias municipales.

         A mediados de semana, la Secretaría de la Defensa Nacional informó que 19 de los 58 municipios zacatecanos son considerados “foco rojo”, debido a la presencia del crimen organizado.

         No obstante, los incidentes que se registraron fueron principalmente entre operadores políticos de las principales fuerzas políticas que a lo largo de la jornada se lanzaron acusaciones mutuas por acarreo, compra de votos, reparto de dádivas y la intervención de cuerpos de policía que respaldaban operativos perredistas, o en su caso, petistas, de los llamados “cazamapaches”.

         Otro factor que marcó el desarrollo del proceso electoral, fue la constante y notoria presencia de funcionarios públicos provenientes de otras entidades federativas que realizaron tareas partidarias en la entidad.

         Mientras el PRD y el gobierno de Amalia García Medina, acusaban la intromisión de activistas y operadores electorales enviados por los gobiernos de Coahuila y Nuevo León, los priístas a su vez, denunciaban la presencia de operadores michoacanos y defeños en apoyo al PRD.

         Las denuncias más graves se realizaron contra la gobernadora Amalia García Medina, pues el uso de los cuerpos policiacos, era encabezado por su hermana, la subprocuradora de justicia, María Concepción García Medina, así como por su primo, Héctor Efrén Medina, exdirector de la policía estatal.

         La detención del delegado jurídico del comité nacional del PRI, Juan José Yañez Arreola, motivó que esta mañana acudiera el visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Francisco Javier Valdés de Anda, quien acudió a la entidad a petición de ese partido, para conocer también de las agresiones a los diputados federales Noé Garza Flores, Rogelio Cerda y Roberto Rebollo, originarios de Coahuila, Nuevo León y el Distrito Federal, respectivamente.

         Durante la jornada de este domingo fueron detenidas al menos cinco personas en tres municipios, por presuntos actos ilegales electorales. Sin embargo, al cierre de esta edición habían quedado todos en libertad por falta de pruebas.