PRI arriba por seis puntos en Hidalgo

lunes, 5 de julio de 2010

PACHUCA, Hgo., 4 de julio (apro).- Poco antes de la media noche de este domingo electoral y con el 86.62 por ciento del conteo total de la elección para gobernador del estado, el candidato de la alianza Unidos Contigo, el priista, Francisco Olvera, llevaba la ventaja con 50.81 por ciento de los votos contra 44.78 de la opositora Xóchitl Gálvez.

         De acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), el aspirante de la alianza Unidos Contigo formada por el PRI, el Partido Nueva Alianza y el Verde Ecologista había recibido hasta ese momento 380 mil 916 sufragios; Gálvez, la candidata de la alianza Hidalgo Nos Une creada por el PRD, el PAN y Convergencia, con el apoyo tácito del PT había obtenido 335 mil 694.

         La tendencia del conteo era el incremento veloz del número de votos nulos que hasta este momento asciende a 31 mil.

         Mientras el PREP avanzaba, Olvera celebró en el PRI como “gobernador electo”, dijo en su discurso.

         En una sede repleta, los priistas prepararon una enorme carpa color verde y blanco usada para tapar el templete donde una banda de música grupera amenizó a la poca gente que asistió, por la incesante lluvia que enfrio la fiesta desde las ocho de la noche.

         No obstante, adentro de su sede nacional los arlequines repartieron trompetas y matracas tricolores fueron la diversión; los globos verdes, blancos y rojos eran usados por la militancia para saludar a Olvera, quien llegó al evento a las 10:15 de la noche, repartiendo abrazos y recibiendo porras de los petroleros priistas.

         “¡Si se pudo!”, le gritaron, mientras arribaba al templete junto al presidente estatal del PRI, Omar Fayad, quien agradeció a la militancia su participación en la elección y aseguró que Olvera seguía arriba en las encuestas de salida, igual que en el PREP.

         Olvera agradeció el apoyo “a todas las estructuras del partido”, pero reconoció que las cifras del PREP son tendencias y “falta mucha por computar”, aunque dichas tendencias lo benefician en un triunfo que, dijo, también es del gobernador Miguel Angel Osorio Chong.

         Con un tono conciliador, pidió a sus opositores de la otra alianza que acepten su derrota, porque trabajará en un proyecto de unidad independientemente de por quién hayan votado los hidalguenses.

         Terminó el discurso asumiéndose como gobernador electo y alzando los brazos en señal de triunfo fue bañado junto con Fayad con papeles tricolores y, de nueva cuenta como música de fondo, “we are the champion” del grupo Queen.

         A la salida, tronaron cuetes y comenzó a tocar una banda solitaria porque la gente prefirió irse del lugar para cubrirse de la lluvia.