Las empleadas domesticas, las más desprotegidas: Conapred

martes, 6 de julio de 2010

MEXICO, D.F., 6 de julio (apro).- Las personas dedicadas al trabajo doméstico –nanas, jardineros, cocineras y choferes, entre otras-- son las más desprotegidas respecto de sus derechos laborales, ya que el 95%  no cuenta con acceso a servicios de salud, mientras que el 80% no percibe prestaciones, afirmó el presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Bucio.

Bucio dijo lo anterior durante la presentación del programa “Infonavit para todos”, que será impulsado por ese instituto, y contará en una primera etapa con un presupuesto de 500 millones de pesos para otorgar dos mil créditos de vivienda a trabajadores domésticos.

 Ahí se podrá tramitar, en el periodo de uno a tres años, un crédito de entre 218 mil y hasta 262 mil pesos.

   Con este programa se buscará que los trabajadores domésticos, cerca de dos millones de personas (93% mujeres), cuenten con seguridad social.

Bucio dijo que la falta de un marco jurídico ha retrasado las posibles soluciones en el caso de la seguridad social.

“La situación de las trabajadoras del hogar es particularmente relevante en términos de discriminación. Quienes realizan un trabajo doméstico remunerado tienen una acumulación de desventajas y discriminación múltiple. No existe igualdad ante la Ley Federal del Trabajo ni en la Ley General del IMSS donde se hacen distinciones”, dijo.

En el acto, en el que estuvieron presentes la esposa del presidente Felipe Calderón, Margarita Zavala, así como Víctor Manuel Borrás, director del Infonavit, y Luis H Álvarez, Bucio exhortó al Congreso de la Unión a reformar el marco legal para garantizar la igualdad en la protección social.

Afirmó que las condiciones laborales de las trabajadoras domésticas provocan una remuneración baja, así como desigualdad, marginación y pobreza.

“Todo ello permite que los criterios de justicia laboral dependan de las opiniones y decisiones de los empleadores y no de una visión objetiva, legal e igualitaria, que permita la manifestación de reclamos justos a favor de respeto de su dignidad y como trabajadoras”, añadió.

Por su parte, Borrás informó que los estados donde ya se está aplicando ese programa son Jalisco, Nuevo León, Guanajuato, Querétaro, Michoacán, México y Guerrero, así como el Distrito Federal.

Los demás podrá hacer uso de los beneficios de ese programa a partir de agosto próximo.