Crecida en el río Bravo obliga a cierre del puente que une a los dos Laredos

miércoles, 7 de julio de 2010

CIUDAD VICTORIA, Tamps., 7 de julio (apro).- Ante el riesgo de desbordamiento del río Bravo por las lluvias que provocó el huracán Alex, autoridades aduanales de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y Laredo, Texas, cerraron el Puente Internacional I.
    Asimismo, en Reynosa, las instalaciones del puente internacional que une a esa ciudad con el condado de Hidalgo, Texas, empezaron a ser invadidas por el agua.
    La Comisión Nacional del Agua (Conagua) estimó que para la tarde de este jueves la creciente del río Bravo alcance una altura récord de 14 metros, lo cual agravará la situación de crisis que se vive en los municipios fronterizos de la entidad.
    En cuanto a la situación en Nuevo Laredo, las autoridades aduanales determinaron que el Puente Internacional I permanecerá cerrado durante tres días. El cruce entre ambas ciudades fronterizas sólo podrá realizarse en vehículo a través del Puente Internacional II.
En la reunión del Comité Estatal de Protección Civil, el gobernador Eugenio Hernández Flores volvió a criticar la política que ha seguido la Conagua de mantener las presas de Nuevo León y Coahuila a una alta capacidad, cuando se aproxima la temporada de ciclones en la región, la cual ha propiciado que los efectos de las lluvias tengan mayores consecuencias.
"El alto nivel de las presas no nos permitió tener un colchón para detener estas grandes avenidas", afirmó el mandatario al participar en una reunión del Comité Estatal de Protección Civil.
En otras reuniones, el mandatario ha calificado de “irresponsable” al gerente regional de la CNA en la Cuenca de río Bravo, Pedro Garza Treviño, por no atender los llamados que ha hecho el gobierno estatal para coordinar acciones en relación a los desfogues que se realizan de las presas El Cuchillo y Cerro Prieto, ubicadas en Nuevo León, pero cuyas aguas van a dar a Tamaulipas.
Hernández Flores advirtió que ahora las inundaciones serían muy graves en la región del río Bravo, donde ya se han tenido que cerrar los puentes internacionales de Nuevo Laredo y Reynosa.

Zona de desastre en 19 municipios
El director del Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden), Rubén Hofliger Topete, informó sobre la declaratoria de zona de desastre para 19 municipios de Tamaulipas, con lo cual empezará a fluir la ayuda para las comunidades afectadas por inundaciones.
El mandatario tamaulipeco anunció que este jueves el presidente de la República, Felipe Calderón, estará en Reynosa para presidir la instalación del Comité Estatal de Protección Civil y supervisar los daños causados hasta ahora por el fenómeno meteorológico.
Los alcaldes de Reynosa, Oscar Luebbert Gutiérrez, y de Nuevo Laredo, Ramón Barrios, hicieron un llamado a las familias que habitan a los márgenes del río Bravo para que acepten la reubicación en refugios temporales ante la crecida que se avecina en este afluente.
El coordinador de Protección Civil en la entidad, Salvador Treviño Salinas, informó que hasta ahora han sido evacuadas 15 mil personas y mil 632 permanecen en los refugios temporales.

Comentarios