Termina pesadilla del A H1N1, declara OMS

martes, 10 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 10 de agosto (apro).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el fin de la alerta sanitaria por la pandemia de influenza A/H1N1, que de abril de 2009 a la fecha cobró la vida de 18 mil 499 personas en 214 países.

En una teleconferencia efectuada desde Ginebra, Suiza, la directora de la OMS, Margaret Chan, apuntó que a partir de hoy “entramos en un periodo de pospandemia, porque el nuevo virus A/H1N1 está llegando al final”.

Y agregó: “Tuvimos suerte de que la pandemia fuera menos virulenta de lo que nos esperábamos el año pasado. Tuvimos suerte de que el virus no mutara”.

El Comité de Emergencia recomendó levantar la alerta sanitaria luego de no registrarse brotes de la enfermedad durante los periodos de verano en ninguno de los dos hemisferios, lo que contrasta con los casos del año pasado registrados fuera de la temporada de gripe.

De acuerdo con Chan, el nivel de gravedad de la enfermedad causada por el virus bajó de intensidad y su comportamiento es similar al de la gripe estacional, sin embargo, dijo, “no podemos bajar la guardia todavía, habrá que seguir vigilando”.

“Siempre hay lecciones que aprender y una de ellas es que los países deben revisar sus lineamientos sobre respuesta pandémica a nivel nacional e incluso regional”, añadió, no sin antes manifestar que en vista de las lecciones aprendidas, se revisarán las fases de la alerta sanitaria, tomando en cuenta también la severidad de la enfermedad.

Luego de declarar el final de la primera pandemia del siglo, la directora de la OMS reconoció sentirse “feliz” y satisfecha, pero afirmó que el hecho de que estemos entrando en el periodo post-pandémico “no significa que el virus A/H1N1 haya desaparecido”.

“Con base en la experiencia adquirida en pandemias precedentes, prevemos que el virus A/H1N1 se comportará como un virus gripal estacional y seguirá circulando durante varios años”, señaló Chan.

Y alertó que sobre la base de los datos disponibles, es probable que el virus siga provocando una grave morbilidad entre los grupos de edad más joven, al menos durante el periodo post-pandémico inmediato.