Riesgoso, mantener al Ejército fuera de sus cuarteles: relator de la ONU

jueves, 12 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 12 de agosto (apro).- El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas para la Libertad de Expresión, Frank La Rue, advirtió hoy del riesgo que representa mantener a los militares mucho tiempo fuera de sus cuarteles.

En una reunión de trabajo con senadores, el visitante comentó que en tareas como el combate contra el crimen organizado el uso del Ejército debe ser breve, corto y de suma emergencia.

De otra manera, dijo, los soldados corren el riesgo de ser cooptados por el narcotráfico.

“Es muy peligroso” utilizar a las fuerzas armadas por un tiempo “muy prolongado” en la lucha contra el narcotráfico, ya que éstas “se arriesgan no sólo a la violencia del crimen, sino también a la cooptación y filtración, por las cantidades de dinero que maneja la delincuencia organizada", puntualizó.

La Rue dijo que "es un gran peligro para el Estado mexicano esta utilización de las fuerzas armadas, pero mientras estén en esta lucha se les debe capacitar en cómo manejar su relación con los defensores de los derechos humanos y la prensa".

"La prensa no es un enemigo de las autoridades, sino que es un amigo de la democracia, aunque sea una prensa crítica", subrayó.

Al respecto, el representante de la ONU manifestó que en un entorno de creciente violencia, México ha padecido muchos ataques y asesinatos contra periodistas, situación que –añadió– ha llevado a organizaciones de defensa de la libertad de expresión a considerar al país como uno de los más peligrosos para ejercer la profesión.

México, detalló, ocupa el quinto lugar a nivel mundial en materia de violencia contra periodistas, lo que preocupa además a los organismos internacionales, ya que la impunidad es de 90 a 97%.

Ante ello, el relator especial de la ONU propuso crear una comisión nacional para dar protección especial a los periodistas, en virtud de que cumplen "una función de ser facilitadores de un derecho de la sociedad, que es el derecho a estar informados".

Permitir que "se silencie" a la prensa se traduce en un problema de información "y consecuentemente en un problema de democracia", por lo que "resolverlo es una prioridad", apuntó.

La Rue consideró clave luchar contra la impunidad y legislar para que los ataques a periodistas sean considerados un delito federal, porque a su juicio sólo las autoridades federales tienen la fuerza y el peso para perseguirlos.

"Creemos que cada caso que quede impune es la invitación a que varios casos más sucedan... la impunidad le genera a quienes usan la violencia, la sensación de que lo pueden seguir haciendo con toda libertad y con cada vez mayor descaro", dijo.

Asimismo, señaló que el órgano responsable de investigar los delitos contra periodistas debe ser una instancia colegiada donde estén presentes el gobierno, representantes de la sociedad civil y periodistas.

En lo que corresponde al Congreso, añadió, hay temas pendientes como el reconocimiento de las radios comunitarias para generar un balance plural y permitir el acceso a la población nacional a nuevas tecnologías, lo que va ligado con el desarrollo democrático.